Premios Atila Tentudía 2014

El Día Mundial del Medio Ambiente fue establecido por la Asamblea General

de las Naciones Unidas en 1972 coincidiendo con la primera cumbre mundial

sobre medio ambiente: la Conferencia de Estocolmo sobre el Medio Ambiente.

Los fines de este evento anual son el aumentar la conciencia

medioambiental, y fomentar la acción global en la protección del medio

ambiente.

Ecologistas en Acción de Monesterio concede los Premios Atila con el
objetivo de "distinguir y denunciar a aquellas personas, entidades o
proyectos que más hayan destacado por su contribución a la destrucción del
medio ambiente". Los premios, que se concedieron por primera vez en 1992,
tienen dos categorías denominadas "Atila" y "Caballo de Atila".

Muchas personas se han dirigido a esta asociación proponiendo candidatos,
entre los cuales el Jurado ha elegido

  • Premio Atila Monesterio 2014: A las autoridades locales y regionales por su dejadez y falta de
    celo en la conservación del Patrimonio Arqueológico, Patrimonial y
    Cultural de la localidad de Monesterio durante tantos años y en
    particular por la dejadez y el tirarse la pelota en el caso de la
    Cruz de la Candelaria(junto al cementerio) que lleva más de un año
    caída en el suelo, a pesar de ser un Bien de Interés Cultural
    declarado por ley en Extremadura.
  • Accésit Caballo de Atila Tentudía 2014:
    Al Rally de la Vendimia, por seguir poniendo año tras año en peligro
    los valores ambientales de la Sierra de Tentudía.

El jurado ha valorado y lamentado la falta de sensibilidad medioambiental
de dicha persona, cuya actuación ha sido objeto de denuncia por parte de
Ecologistas en Acción Extremadura y el Juzgado de Instrucción de Navalmoral
de la Mata está investigando los hechos al poder constituir los mismos un
delito contra la ordenación del territorio, según el Ministerio Fiscal.

El Jurado expresó su esperanza en que la concesión de estos premios llame a
la reflexión a los premiados sobre el deterioro ambiental que sufre nuestro
planeta. El fallo del jurado es inapelable.




Visitantes conectados: 425