Banderas Negras Andalucía 2014

  Sumario  

 Huelva

Banderas negras 2014 en Huelva.

BANDERAS NEGRAS 2014 EN LA PROVINCIA DE HUELVA Ecologistas en Acción de Huelva hace pública un año más la concesión del distintivo "Banderas Negras", a la par que lo hacen también el conjunto de las federaciones de Ecologistas en Acción, queriendo contribuir de esta manera a la recuperación y conservación de las cualidades naturales de nuestro litoral. La campaña, nacida en 1999, es una denuncia pública de aquellas playas o tramos de litoral que sufren vertidos contaminantes, agresiones urbanísticas o cualquiera otra actuación que ocasione una pérdida de calidad ambiental del litoral. Las dos calificaciones negativas otorgadas son:

• Bandera Negra: Impactos de mayor gravedad (vertidos contaminantes y/o agresiones urbanísticas).

• Punto Negro: Impactos significativos, pero de menor gravedad.

VERTIDOS Y DEPURACIÓN. Tras varios años de silencio, la Delegación Provincial de Huelva de Medio Ambiente nos ha proporcionado los datos de las analíticas de las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) de Huelva, correspondientes a 2012 y hace ya muchas semanas que se comprometieron a hacerlo también con los de 2013, que aún siguen sin llegar. Hay que recordar que desde el 1 de enero de 2006 los municipios con más de 1.500 habitantes tienen obligación legal de depurar sus aguas residuales (desde el 1 de enero de 2001, los de más de 15.000 habitantes ya tenían la misma obligación por una Directiva europea de ¡1991!).

España incumple la normativa europea en materia de depuración de aguas residuales, por lo que recibirá importantes sanciones económicas que pronto empezarán a llegar por este incumplimiento reiterado. En 2011 la Comisión Europea condenó a España porque 38 ciudades de más de 15.000 habitantes no depuraban correctamente en zonas sensibles, incluyendo alguna de las poblaciones del litoral onubense. En nuestro caso, a tenor de los últimos datos disponibles y de las evidencias recogidas por nuestros voluntari@s, hay municipios que vierten sin ninguna depuración a espacios protegidos como es el caso de Isla Cristina. Destaca también el caso de un municipio ”rico” como Palos de la Frontera, sin depuración de aguas residuales desde hace años, incumpliendo por tanto la normativa, a pesar de despilfarrar dinero en fiestas de toros y otros alardes. Sigue habiendo vertidos directos a espacios protegidos como el Paraje Natural Marismas de Isla Cristina, desde Pozo del Camino, que se unen a los problemas de ineficiente o inexistente depuración en Isla Cristina. Hay mayoría de no conformidades en materia de DBO5 (Demanda Biológica de Óxigeno) y DQO(Demanda Química de Oxigeno) en los datos de análisis recibidos de las depuradoras de La Antilla, Mazagón y Matalascañas, a añadir a los señalados de Isla Cristina y Palos . Los Ayuntamientos, la Consejería de Medio Ambiente y las empresas gestoras son los responsables directos de estos incumplimientos. La situación se está haciendo crónica y se agrava en algunos casos. Las depuradoras no siempre tienen un mantenimiento adecuado, de manera que progresivamente funcionan peor y acaban vertiendo aguas prácticamente residuales.

Como aspecto positivo tenemos que señalar la desaparición en la actualidad del vertido de aguas residuales de Sanlúcar de Guadiana a este río integrado en la Red Natura 2000, en la zona denominada como playa fluvial de dicho municipio. La tendencia a la privatización del ciclo del agua concentrada en unas pocas grandes empresas amenaza con agravar aún más la situación; el resultado de esta cesión en la gestión y en la propiedad es que no mejora la calidad del agua y además suben los precios. A pesar de que en nuestro litoral, las intensas corrientes y mareas reducen los riesgos sanitarios, hay que empezar a considerar y estudiar los efectos de la contaminación orgánica sobre los ecosistemas marinos y marismeños de cuya gran biodiversidad dependen los recursos pesqueros y la pervivencia de numerosas especies marinas. Insistimos como en años anteriores en que es imprescindible un plan de prevención de la contaminación del litoral, que elimine cualquier vertido contaminante, tanto desde tierra como desde el mar, con indicadores precisos y evaluables de la calidad ambiental. Los principios de acción preventiva y de corrección de los atentados al medio ambiente, preferentemente en la fuente misma, contenidos en la Directiva Marco de Aguas, deben aplicarse con seriedad.

OCUPACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO PARA NEGOCIOS PRIVADOS.
Tras la aprobación de la nueva Ley de Costas que consagró definitivamente la privatización de zonas de dominio público, en beneficio de ocupaciones eternas por construcciones residenciales y chiringuitos, con mayor invasión y privatización del espacio público, nos encontramos este año con una mayor proliferación de chiringuitos, mayores, más estables y con más espacios ocupados por sombrillas y hamacas que junto las de las instalaciones hosteleras y la ocupación realizada también por algunas actividades deportivas terminan impidiendo el uso público de grandes zonas de nuestras playas.

Puertos deportivos y amarres invaden las desembocaduras de buena parte de ríos y caños, teniendo que destacar una vez más los casos de Punta Umbría y la desembocadura del Río Piedras, donde la orilla y la lámina de agua están cada vez más privatizadas. No pararemos de señalar la triste paradoja de que sea que sea la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (EPPA) la que impulsa y propicia esta privatización práctica de la lámina de agua y de suelos marinos ubicados muchas veces en Espacios supuestamente protegidos por la propia Junta de Andalucía.

PLAYAS NATURALES.
En Huelva seguimos contando con muchos kilómetros de playas naturales, desde las playas de Doñana hasta las de la Flecha del Rompido, pasando por las del espigón de Huelva o las de zonas de Isla Cristina, el parador de Mazagón, Punta Umbría o la desembocadura del Guadiana. Son espacios en los que las arenas y las aguas presentan vida, las dunas guardan tesoros naturales y se puede caminar sin el asfixiante peso de las pantallas de monstruosas urbanizaciones. Es fundamental mantener esta riqueza natural porque su valor es de lo poco que permanece estable y sostenible tras el desastre generado por la fiebre del ladrillo, de la que demasiados responsables políticos parecen tener nostalgia o estar “enganchados”.

Por ello, hay que cuidar estas playas y sistemas litorales naturales con el mayor cuidado posible, sin invasiones de vehículos a motor, sin contaminantes en forma de residuos o ruidos y dejarlo como los encontramos, vivos y en paz.

Ecologistas en Acción reitera su llamamiento a los ciudadanos y ciudadanas que visitan y usan las playas de nuestro litoral para que exijan de las instituciones responsables el respeto a estos maravillosos parajes. Hay que recordar que la sostenibilidad conlleva un uso y disfrute individual y colectivo de los recursos naturales guiado por el respeto a nuestro entorno, garantizando también su uso y disfrute para futuras generaciones.

Ecologistas en Acción pide también a la ciudadanía onubense y al conjunto de los visitantes de nuestros espacios costeros que tenga una actitud responsable en el uso de los recursos que nos brinda nuestro privilegiado medio natural. Retirar las basuras a los contenedores más cercanos, respetar la vegetación y los pasos peatonales recomendados, no utilizar vehículos destructores en espacios tan frágiles..., en definitiva, procurar dejar inalterados los espacios que hemos utilizado es algo fundamental para nuestros usos futuros.

CAMBIO CLIMÁTICO.
El último Informe del IPCC (Panel Intergubernamental para el Cambio Climático) llama aún más la atención sobre la elevación del nivel del mar, lo que nos obliga a reclamar a mandatarios y usuarios del litoral que tengan en cuenta las amenazas que el Cambio Climático arroja sobre la franja costera. El informe advierte de que el nivel del mar subirá entre 18 a 59 centímetros a lo largo de este siglo, tanto por fusión de los hielos como por dilatación del agua del mar. Cada centímetro de aumento en el nivel del mar arrastra una regresión de la línea de costa de aproximadamente un metro; por tanto, nuestras costas pueden sufrir un retroceso de más de 20 metros si no reducimos las emisiones de CO2, ahorramos y usamos energías renovables.

Los principales riesgos que afectan al litoral, derivados del Cambio Climático, son las inundaciones y la subida del nivel del mar. Los escenarios prevén un incremento en la frecuencia de las lluvias torrenciales, de un parte, y una subida media del nivel del mar que llega al mayor riesgo en las áreas más bajas de la costa (humedales costeros, deltas, llanuras aluviales costeras, etc.).

BANDERAS NEGRAS 2014 en Huelva: 5 Banderas Negras

Se mantienen las banderas negras concedidas el año pasado, salvo la de Mazagón, donde pasamos a considerar el punto negro de la depuradora. Recordamos resumidas a continuación las causas de estas banderas negras:

1.- ISLA CANELA. AYAMONTE.
La playa de Isla Canela, urbanizada desde la zona protegida de San Bruno hasta el espigón de la desembocadura del Carreras en Punta del Moral sigue manteniendo las condiciones para recibir la Bandera Negra que le concedemos desde hace años.

Las piedras del muro de la vergüenza, levantado hace años, para defender el beneficio inmobiliario son borde de mar, allá donde hubo una playa natural sin una sola piedra.

2.- EL PORTIL (Punta Umbría y Cartaya).
Nunca se debió construir encima de estas playas y ahora se levantan muros de protección frente a las aguas o se destruyen las dunas protectoras que se siguen formando en sus sitios habituales, generando esfuerzos e inversiones privadas y públicas para la retirada de las arenas. La única Reserva Natural de agua dulce de Huelva sigue sometida al acoso de unas urbanizaciones que llegan hasta su misma orilla y convierten parte de su perímetro en un espacio urbano degradado.

3.- PUNTA UMBRÍA.
La pérdida de suelo forestal, de los bosques de pinos y enebros, la destrucción y ocupación de dunas, se completa con una creciente “chiringuitización” de sus playas y la ocupación de la ría por una línea continua de puertos deportivos, en una debacle constante al servicio de la ocupación urbanística.

4.- RÍA DE HUELVA.
La contaminación destruyó las playas de Huelva en plena época dictatorial, sin que décadas de supuesta recuperación ambiental hayan posibilitado aun su devolución a la población onubense, en la que la gente más joven no cuenta ya con más referencias que las viejas fotografías para valorar lo que perdieron en la Playa de La Gilda o en la Punta del Sebo. Ésta bandera negra pretende mantener el recuerdo de lo que fueron las playas históricas de Huelva y la necesidad de no cejar en el objetivo de su restauración y disfrute.

5.- MATALASCAÑAS.
Deficiente situación del deteriorado paseo marítimo, a la sombra de una larga pantalla impermeable de edificios en primera línea y una urbanización de dimensiones monstruosas en una playa cada vez más destruida, sobre la que planea el peligro de una depuradora en continuo culebrón de disfuncionamiento y reparación sin fin. Por no hablar de la contribución de esta muestra de los desmanes urbanísticos de pasadas décadas a la pérdida continua de recursos hídricos del Parque Nacional de Doñana, símbolo de la comarca, cuyos ecosistemas son el principal espejo en el que miran a Huelva en Europa. Junto a estas Banderas Negras hemos decidido señalar la existencia de varios PUNTOS NEGROS, cuyos impactos son solucionables en algunos casos si se tiene voluntad para ello y cuya influencia y extensión podrían deteriorar seriamente la calidad del medio natural al que afectan.

PUNTOS NEGROS 2014 en Huelva: 10 Puntos negros.

1.- Vertido en Isla Canela.
Sigue habiendo un punto de vertido de aguas residuales de origen desconocido y sin canalizar a la red de alcantarillado a la altura de la vieja instalación de depuración de las primeras urbanizaciones de Isla Canela.

2.- Muro de piedra en Playa de Isla Canela (Ayamonte).
Una línea negra de piedras ocupa e impide el disfrute de la playa en un tramo de lo que otrora fue un playa de arena en continuo desde la desembocadura del Guadiana hasta la Punta del Moral.

3.- Vertido en Pozo del Camino (Isla Cristina y Ayamonte).
Se mantiene el vertido directo de las aguas residuales del Pozo del Camino, Barriada de La Estación y núcleo residencial de Villa Antonia a las Marismas del Guadiana y Carreras, amenazando directamente a los ecosistemas marismeños y a la viabilidad y futuro de las actividades que en ellos se sustentan en esta zona, en pleno Paraje Natural y espacio protegido de la Red Natura 2000.

4.- Barriada Román /Polígono Industrial (Isla Cristina).
Dos puntos de vertido de aguas residuales procedentes de la Barriada Román Pérez y zona industrial denominada "Las Salinas", uno de los cuales es directo al Caño del Puntal en la red hídrica estuarina del Paraje Natural Marismas de Isla Cristina(Caño del Puntal).

5.- Núcleo de viviendas y fábrica de salazones Ficolúme.(Isla Cristina).
Vertido directo junto a la carretera comarcal Isla Cristina – Pozo del Camino a un caño en situación de estrangulamiento (actúa como balsa y carece de drenaje) de la red de drenaje del espacio natural protegido Paraje Marismas de Isla Cristina – Ayamonte.

6.- Depuradora de Isla Cristina.
7 de 12 muestras no conformes en un año en DBO5 y todas las realizadas en DQO , principales indicadores de vertido de materias orgánicas, así como 9 no conformes entre las 12 realizadas para sólidos en suspensión.

7.- Ocupación de zona inundable por la marea alta con barcos y chatarra en el Club Río Piedras.
Tras ampliar el perímetro del club se confirma lo que denunciábamos en las alegaciones: Embarcaciones fuera de ese perímetro ampliado con lo que están dañando aún más toda la zona protegida de la Barreta.

8.- Depuradora de La Antilla.
16 de 25 muestras no conformes en un año en DBO5 y 22 de 25 en DQO, principales indicadores de vertido de materias orgánicas.

9.- Depuradora de Palos.
Todas las muestras analizadas daban no conformidades en DBO5, DQO y sólidos en suspensión.

10.- Depuradora de Mazagón.
8 de las 13 muestras no conformes en un año, tanto en DBO5 como en DQO, principales indicadores de vertido de materias orgánicas.

Ecologistas en Acción de Huelva seguirá revisando la situación de nuestras playas a lo largo del verano, prestando especial atención a la calidad de sus aguas y arenas, denunciando vertidos y agresiones ambientales. Una vez más esperamos que el año que viene no tengamos que conceder ninguna Bandera Negra ni señalar ningún Punto Negro.

TOTAL: 5 BANDERAS NEGRAS Y 10 PUNTOS NEGROS




Visitantes conectados: 584