Bandera negra por quinto año consecutivo

Ecologistas en Acción ha concedido por quinto año una bandera negra a la playa urbana de Sanlúcar entre Bonanza y Las Piletas por los vertidos contaminantes a la playa y al litoral.

Los vertidos directos de aguas residuales a la playa se producen a través del arroyo del Salto del Grillo y el arroyo de San Juan. Estos vertidos ocurren durante casi todo el año, salvo en los meses de verano. La Autorización de Vertido concedida al Ayuntamiento de Sanlúcar en marzo de 2010 daba un plazo de 2 años para su eliminación. Además, cuando hay grandes lluvias se producen vertidos puntuales a través de 4 aliviaderos entre Cabo Noval y Calzada de la Infanta, debido a que existe una única red para aguas pluviales y residuales. Este año los aliviaderos han estado vertiendo agua de forma continuada durante días enteros incumpliendo la autorización de vertido. También hemos comprobado vertidos a un espacio natural protegido: las dunas del navazo “Hoyo del Puja” a unos pocos metros de la playa (entre el Espíritu Santo y La Calzada).

La Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) “Guadalquivir” sigue funcionando muy mal (es la segunda que peor funciona en todo el litoral de la provincia tras Barbate) y vierte aguas muy mal depuradas a través de un emisario submarino de 700 metros de longitud, desde la zona de las Piletas al Estuario del rio Guadalquivir. El resumen de los datos de control realizados por la Consejería de Medio Ambiente durante el año 2013 (último del que tenemos datos) indican que:

- El 92 % de las muestras ( ¿de agua vertida depurada?) sobrepasan los máximos legales de contaminación.

- El 25 % tienen niveles de contaminación 4 veces superiores al máximo permitido, tan altos que técnicamente son aguas residuales.

- El volumen de vertido estimado es de unos 5 millones de metros cúbicos por año (520 m3/h).

La situación persiste desde hace unos 5 años sin que los 2,7 millones de euros (de dinero público) recientemente invertidos en reparaciones hayan mejorado la depuración. Estos datos constituyen una infracción continuada tanto del Real Decreto 509/1996 que regula la depuración de las aguas residuales urbanas como de la Autorización de Vertido concedida al Ayuntamiento de Sanlúcar. No conocemos los efectos contaminantes sobre el litoral cercano debido a que el plan de vigilancia sobre el litoral que recibe el vertido, que es una obligación legal del Ayuntamiento, nunca se ha publicado.

Sí conocemos la calificación de las aguas de baño de estas playas, publicadas en el Informe preliminar de aguas de baño de la temporada 2014 (1). Las calificaciones pueden ser: insuficiente, suficiente, buena o excelente, según la presencia y abundancia de microorganismos fecales. La calificación es “Excelente” para la playa de La Jara, “Insuficiente” para la playa de Bonanza-Bajo de Guía y “ Suficiente” para la playa de la Calzada. En el caso de la calificación Insuficiente es obligatorio una señalización en la playa informando de las causas de la contaminación y de las medidas adoptadas.

Otro hecho alarmante es que los análisis de la Consejería de Medio Ambiente muestran niveles de contaminación sistemáticamente más elevados que los últimos ofrecidos por el Ayuntamiento y realizados por la empresa Aqualia (año 2012): en promedio un 60 % mayores y que en muchos casos duplican el nivel de contaminación indicado por Aqualia.

Estos hechos han provocado la apertura de 3 expedientes sancionadores por parte de la Consejería de Medio Ambiente contra el Ayuntamiento de Sanlúcar durante el año 2013: 1) Por incumplimiento de la autorización de vertido; 2) por vertidos no autorizados; y 3) por superación de los parámetros de control de la EDAR Guadalquivir (2).

Parece claro que la privatización del agua en Sanlúcar (desde 2011) no ha mejorado la eficiencia de la gestión. Sin embargo entre 2011 y 2014 el recibo del agua (incluyendo tasas de depuración) ha subido en promedio alrededor del 28 % muy por encima del máximo legal permitido (8 %). Las subidas han sido mucho mayores en las tasas fijas castigando a las familias más humildes y a las que ahorran más agua. Además suponen una estafa ya que Aqualia ha engañado a muchas personas cobrando por contadores que no tienen. Todo ello ante la pasividad del Ayuntamiento que tendría la obligación de controlar la gestión de Aqualia en lo que sigue siendo un servicio público. Recomendamos a los ciudadanos que presenten reclamaciones individuales en las oficinas de Aqualia (3).

En los últimos días el Ayuntamiento de Sanlúcar ha retirado de la playa de Bajo de Guía una tubería de fibrocemento, calculamos unos 200 metros de longitud, sin haber tomado las precauciones adecuadas e incumpliendo la normativa vigente, aún siendo consciente de ser una zona de Dominio Público Marítimo Terrestre. El fibrocemento incluye en su composición amianto, un material peligroso y tóxico. Tras la retirada de la tubería la madrugada del pasado 21 de junio, la playa ha quedado erosionada y presenta un aspecto lamentable.

Notas:

(1)
http://www.juntadeandalucia.es/salud/export/sites/csalud/galerias/documentos/c_3_c_2_medio_ambiente_y_salud/zona_banos_litorales/playas_2014/primera_quincena_junio_2014_provincias.pdf

(2)
- CA/2013/1223/OO.FF/PA Incumplimiento de la autorización de vertidos situación administrativa: acuerdo de inicio.

- CA/2013/685/GC/PA vertidos no autorizado resolución 18,11,2013. sanción pecuniaria.

- SA-CA-VERT-8/12 superación de los parámetros de control EDAR Guadalquivir. -Recurso de alzada.

(3)
Enlace donde pueden encontrar los dos modelos de reclamación para Aqualia: http://www.ecologistasenaccion.org/article27273.html




Visitantes conectados: 396