Recurrirán la supresión de estaciones de control de la calidad del aire en el Bierzo

Ecologistas en Acción de la provincia de León recurrirá la Orden de la Consejería de Fomento y medio Ambiente (publicada en el BOCYL el 16-7-14) que modifica la autorización ambiental de la Central Térmica de Compostilla, propiedad de ENDESA. La modificación reduce la red de control de la calidad del aire en el Bierzo, al suprimir 4 de las 8 estaciones con las que cuenta la central térmica, concretamente desaparecen las estaciones de Cueto, Sancedo, San Miguel de las Dueñas y Villaverde.

La modificación, y esto es lo mas grave, permite que la estación de Villaverde sea sustituida por la estación de Ponferrada, actualmente gestionada por la Junta Castilla y León. De este modo la calidad del aire en el Bierzo, pasa a estar controlada por ENDESA, dado que la única estación de titularidad pública que existe en esta comarca es la de Ponferrada.

Dejar el control de la contaminación atmosférica en manos de la empresa mas contaminante del Bierzo es impresentable y además ilegal. La Junta no puede, salvo grosera vulneración de la Ley de Calidad del Aire y de su Reglamento, declinar sus competencias en esta materia, ya que está obligada a evaluar regularmente la calidad del aire.

Por otra parte, creemos que no cabe justificación para reducir la red industrial de estaciones de Compostilla, que son propiedad de ENDESA, en una comarca muy castigada por la contaminación atmosférica debida, principalmente, a las emisiones de dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno y partículas que genera esta central térmica de carbón.

Precisamente ayer mismo denunciábamos la pasividad de la Junta ante los altos niveles de ozono que se estaban alcanzando en el Bierzo, y en el conjunto de Castilla y León, por el efecto combinado del calor, el tráfico y las emisiones de las centrales térmicas.

Recordamos que la Junta ha vaciado de contenido la red pública de control y medición de la contaminación, al haber trasladado de los centros urbanos a las periferias, las estaciones que estaban orientadas al tráfico y acusaban mayor número de superaciones de los límites permitidos.

Con la privatización de la red pública, que ha iniciado la Junta en el Bierzo, la administración autonómica da un paso mas en el mismo sentido y vuelve a mostrar su nulo interés por la contaminación del aire, un problema ambiental y sanitario que ocasiona anualmente en España una media de 16.000 muertes prematuras, según datos de la Organización Mundial de la Salud.




Visitantes conectados: 313