En contra del dictamen de infraestructuras de la Diputación

Ecologistas en Acción votó en contra del dictamen sobre infraestructuras del Consejo Económico y Social (C.E.S.) de la Diputación Provincial de Huelva, porque este no responde a las necesidades de la ciudadanía.

El C.E.S. de la Diputación Provincial acaba de aprobar un listado de infraestructuras para la provincia de Huelva, sacado de los distintos planes de inversiones que el Gobierno Central, la Junta de Andalucía, y la Diputación Provincial, así como empresarios, y otros organismos, vienen prometiendo e incumpliendo para Huelva en los últimos 10 años. Los objetivos de estos planes, frecuentemente, no han sido orientados a satisfacer las necesidades de la ciudadanía sino que respondían a intereses de carácter económico, político, financiero…como todo el mundo sabe. Por ello, Ecologistas en Acción de Huelva presentó un voto particular fundamentado en una propuesta alternativa.

Ecologistas en Acción considera que la idea de un desarrollo ilimitado como alternativa para la salida de la crisis económica y social evidencia se corresponde con un modelo fracasado y que buena parte de los miembros del CES, sigue sin enterarse de lo que realmente está ocurriendo ni quiere reconocer las causas que nos han llevado al actual desastre social, económico y ambiental. Pero además todo el mundo sabe que en estos momentos no existen recursos ni voluntad política para llevar a cabo este tipo de propuestas. Es decir, seguimos con la misma estrategia político-social de los últimos años por la cual, pueden prometer cualquier cosa porque saben que no la van a cumplir. Esto es la causa de la falta de confianza y credibilidad en las instituciones por parte de la ciudadanía.

El documento aprobado por el CES recoge actuaciones tan sin sentido y tan impactantes para el medio ambiente y el dinero público como la conexión metropolitana Sur con los puentes y autopistas a Punta Umbría, cruzando Marismas del Odiel, o el aeropuerto privado para el que se llevan gastados 600.000 euros de las arcas públicas, o la autopista para la N435 por la sierra de Huelva, o la autopista a Matalascañas, con el consiguiente impacto al Parque Nacional de Doñana, o la presa de Alcolea, que recogerá, supuestamente para riego, las aguas contaminadas procedentes de zonas mineras de la provincia.

La alternativa presentada por Ecologistas en Acción parte del criterio de que los recursos son limitados y de que es fundamental el respeto a los espacios con un valor ambiental significativo en nuestra provincia. En este sentido, la asociación ecologista considera fundamental en materia de infraestructuras el mantenimiento y el arreglo de las infraestructuras existentes, la mayoría de ellas en pésimo estado de conservación, si no abandonadas (carreteras locales, provinciales y autovías y la línea férrea Huelva-Zafra,...) así como la modernización y puesta en funcionamiento de las mismas para un mejor servicio a la ciudadanía (tren de cercanías Huelva-Sevilla). Del mismo modo creemos que en el entorno del Puerto de Huelva hay que invertir en protección del medio y en recuperar las marismas ocupadas por los fosfoyesos y la avenida Francisco Montenegro.

Las instituciones no pueden abandonar infraestructuras útiles que necesitan modernización y mantenimiento porque no hay recursos y a la vez promover la construcción de otras nuevas infinitamente más caras y lesivas para el medio ambiente. Esa actitud sólo es explicable en función de la enorme presión que siguen ejerciendo grandes empresas ligadas a la obra pública y cuyo afán de lucro ha generado corrupción a gran escala y graves perjuicios a la economía del país.




Visitantes conectados: 251