Denuncian la muerte de dos linces ibéricos en Doñana

La aparición de dos cachorros muertos en el mismo tramo de carretera muestra la dificultad de la especie para remontar el peligro de extinción.

Ecologistas en Acción ha ido informando de la muerte por atropello de un lince, una hembra de 4 meses aproximadamente, y de la aparición, en ese mismo tramo de carretera de otro ejemplar muerto, más restos por identificar, lo que eleva casi con toda probabilidad a 15 los ejemplares muertos por atropello en lo que va de 2014 en Andalucía.

Las muertes han ocurrido en la A-481, carrtera comarcal que une Hinojos (Huelva) y Villamanrique (Sevilla), concretamente en el punto kilométrico 12,800. Ante estos atropellos nuestra organización ecologista lamenta que a estas alturas de 2014 se hayan superado ya la cifra de linces muertos por atropello que en todo 2013, por lo que reclama una convocatoria "urgente" de todos los responsables del Programa Life+, en el que deben participar las Consejerías de Fomento y de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, el Ministerio de Medio Ambiente y demás Administraciones públicas, con todos los interesados en materia de conservación de esta especie.

Esta carretera es un buen ejemplo de como la proliferación de infraestructuras en el Espacio Natural están haciendo inviable la recuperación de la especie. Construida hace pocos años sobre el trazado de la vía pecuaria que unía los pueblos de Hinojos y Villamanrique como inicio de la carretera Norte, que fue denegada por la Unión Europea, cercena uno de los corredores ecológicos más importantes de la especie, la conexión de los pinares y dehesa de Gato con los arroyos de Pilas y Algarbe. Se demuestra así la ineficacia de las medidas correctoras incorporadas en estas nuevas carreteras que según los estudios de impacto ambiental estarían perfectamente aisladas del entorno natural y con pasos de fauna suficientes para permitir el libre flujo de la fauna. La realidad demuestra que por fallos en el diseño de los pasos de fauna y de las incorporaciones de los caminos municipales, que dejan zonas de fácil acceso para la fauna, y la falta de mantenimiento de los vallados de exclusión, las muertes por atropello no cesan, convirtiendose en la principal causa de mortalidad de la especie en Doñana.

Desde Ecologistas en Acción, se vuelve a reiterar la señalización de todos los puntos negros, algunos de ellos ya identificados e insistir en una mejor señalización en los viales de Doñana, e incidir en controles de velocidad en dichos puntos negros. Aún más habría que replantearse la movilidad general en Doñana y apostar por sistemas de transporte distintos al vehículo privado que minimizen la amenaza de los vehículos sobre la fauna sin menoscabo de la calidad de vida de los habitantes de los pueblos de la zona.

También advertimos de los problemas gravísimos de alimentación para el Lince ibérico, lo que provoca que salga de sus zonas habituales de campeo en busca de conejos, por lo que volvemos a insistir en la necesidad y que, de forma paralela al programa de conservación del lince, haya un programa de alimentación suplementaria y un plan de recuperación del conejo. Así, como la creación de nuevos corredores para su conectividad entre los diferentes Lugares de Interés comunitario de la Comarca de Doñana y que exigiremos a a la unión Europea una auditoría exhaustiva para reevaluar los proyectos de conservación del Lince ibérico en la Península Ibérica. No nos explicamos como se están dando autorizaciones de caza del conejo por daños en zonas agrícolas en lugar de traslocar estos individuos que dañan los cultivos a zonas linceras donde permitan mantener la población de conejo, alimento principal del lince.

Por último, desde Ecologistas en Acción se ha pedido una convocatoria extraordinaria del Consejo de Participación para abordar este tema y plantear propuestas contundentes ante la gravísima situación de atropellos que está sufriendo el lince ibérico.




Visitantes conectados: 436