El Ayuntamiento de Sevilla echa balones fuera

La queja que Ecologistas en Acción de Ciudad de Sevilla ha presentado ante el Defensor del Pueblo Andaluz contra el Ayuntamiento está motivada por no haber recibido respuesta a las solicitudes de información que la asociación le ha formulado desde enero pasado acerca de varias talas de arbolado.

La queja acaba de entrar en las oficinas del Defensor, por lo que tardará algún tiempo aún en llegarle al gobierno municipal remitida por éste, con requerimiento de contestación. Pero su portavoz, Francisco Pérez, con una agilidad digna de mejores empeños, ha salido ya a decir que la gestión arbórea del Ayuntamiento es la apropiada; y que, es más, está “convencido de que difícilmente puede encontrarse otra época en la que los parques y jardines de esta ciudad estén tan cuidados como ahora". Y esa respuesta nos parece que no es de recibo.

Principalmente, porque el portavoz no dice ni una palabra sobre el elemento fundamental de la queja presentada ante el Defensor: la falta de respuesta a solicitudes de información que se le han formulado al gobierno local. Una respuesta que es obligada por la normativa; y, éticamente, por las numerosísimas invocaciones y promesas que desde los responsables municipales se hacen a la transparencia, a la participación ciudadana, a la “luz y taquígrafos”..., ya sea en discursos, en comparecencias ante los medios, en declaraciones institucionales, en programas electorales,...

Pero, claro, sobre esa tremenda incongruencia el portavoz no puede decir palabra. Y por eso ha preferido desviar la atención hacia cómo se gestiona el arbolado. Aunque respondiendo a la manera ya clásica y esperable de estos (y prácticamente todos los) gobernantes: "Nosotros lo hacemos siempre todo bien". ¿Pero es que eso es humanamente posible? Entendemos que el equipo de gobierno, ante cualquier denuncia o solicitud, le prestaría un mucho mejor servicio a la ciudad si, en vez de intentar “repelerlas” con los latiguillos de autocomplacencia habituales, entonara de cuando en cuando un "Vamos a estudiar detenidamente lo que se denuncia en estos escritos y, en su caso, tomaremos las medidas oportunas para mejorar nuestra gestión". Y si también fueran ágiles contestando cosas como "Desde mañana mismo tenemos abiertos los expedientes para que puedan verse". Así de sencillo. Mas, ¿así de difícil?...

En cuanto a lo declarado por el portavoz acerca de las bondades de la gestión arbórea del Ayuntamiento, estaríamos encantados de mantener una reunión de trabajo con él, cuando tenga un hueco en su agenda, para exponerle detenidamente en qué nos basamos para entender que muchas de estas talas están nada o insuficientemente justificadas. Y que muchas de las podas que se realizan son prescindibles, realizadas de forma deficiente y/o de manera extensiva, no selectiva, con una severidad abusiva y en periodos del año no apropiados para ello, como la primavera y el verano, con los perjuicios que ello reporta a la salud y buen servicio del arbolado, así como a la seguridad de las personas y bienes.

Cuando quiera. Y no es un “desafío”; es una mano tendida, un nuevo ofrecimiento de colaboración ciudadana desinteresada por hacer de Sevilla un lugar mejor para sus habitantes.

Pero antes, y cuanto antes, que nos enseñen los papeles.




Visitantes conectados: 378