Más carroñas en el campo

El Decreto 17/2013 regula en Castilla y León el uso de determinados subproductos animales no destinados al consumo humano (SANDACH) para la alimentación de especies necrófagas de interés comunitario en zonas de Protección para la Alimentación de estas, en base a este Decreto se han comenzado a solicitar por parte de los ganaderos las autorizaciones pertinentes para poder dejar los cadáveres de su cabaña en el campo, evitando trámites burocráticos, ahorrando tiempo y dinero e incrementando los recursos disponibles para la fauna silvestre, con lo que se minimizará la presión sobre el ganado.

Según datos de la Consejería de Medio Ambiente, en el Parque Natural de la Montaña Palentina se solicitaron:

  • Año 2013: Se presentaron 11 solicitudes para 15 explotaciones y se autorizaron 12 explotaciones.
  • Año 2014: Se presentaron 55 solicitudes, no sabemos las autorizadas en esta zona. Las zonas que más solicitudes presentaron fueron Velilla del Río Carrión y La Pernía con 13 solicitudes cada una, Aguilar de Campoó (término municipal) con 11 y Cervera de Pisuerga con 9. Y las zonas que no registraron peticiones fueron Polentinos y San Cebrián de Mudá.

En la provincia de Palencia se registraron un total de 135 solicitudes de las cuales 120 fueron en Zonas de Protección para la Alimentación de Especies Necrófagas , de las cuales fueron autorizadas 32 y 88 fueron denegadas. Las 15 solicitudes restantes eran de explotaciones que no estaban dentro de las ZPAEN.

En toda la Comunidad Autónoma se autorizaron un total de 625 explotaciones, siendo la provincia de Segovia la más numerosa con 217 explotaciones autorizadas, seguida de Burgos con 138 y Soria con 126. Y destacan por el lado contrario Valladolid, Zamora y Ávila con 0, 1 y 2 autorizaciones respectivamente. Por otro lado, en 2013 se autorizaron 5 nuevos muladares de un total de 25 peticiones y se adscribieron 49 nuevas explotaciones para llevar sus SANDACH a muladares.

Ecologistas en Acción espera que la administración agilice en la medida de lo posible los trámites de estas solicitudes, las facilite y que se vaya dando por finalizada una situación a la que nunca debió llegarse, como es el convertir la excepción en norma, regulando con escasa justificación y de forma excesiva para este tipo de zonas de montaña y creando un gran problema para las especies silvestres, sin olvidar el negocio generado con la recogida de animales en las explotaciones ganaderas Ha tenido que ser la Unión Europea la que, con mucho retraso, haya legislado para terminar con esta situación.

Ecologistas en Acción entiende que los medios con los que cuenta la Junta de Castilla y León, como son las unidades veterinarias comarcales, además de ejercer un férreo control sobre las explotaciones ganaderas, deben colaborar con estas explotaciones para tramitar estas solicitudes, incluso facilitarlas y conseguir así que se restablezca el equilibrio en el medio natural.




Visitantes conectados: 346