32ª Bajada del Ebro

Una treintena de embarcaciones recorrieron el pasado 30 de agosto un pequeño tramo del río Ebro, a su paso por Miranda de Ebro (Burgos), en un acto organizado por la Coordinadora Bajada del Ebro, en la que participa Ecologistas en Acción.

Todos los veranos, desde hace 32 años, tiene lugar esta manifestación que tiene por objeto exigir un río limpio y denunciar las amenazas a las que está sometido. La más destacada de ellas es la central nuclear de Garoña instalada unos kilómetros arriba, pero no la única.

Así, diversas empresas siguen realizando vertidos al río Ebro con una total impunidad, y varios proyectos de fracking podrían afectarle. Se traduce en contaminación de las aguas, pérdida de caudal, de hábitats y escasas perspectivas de futuro para uno de los ríos más importantes de nuestro entorno.

La combinación del fracking con la central nuclear de Garoña es un grave riesgo que no se puede asumir. Aunque el cierre de la central parecía inminente, la amenaza nuclear sigue latente ya que el Gobierno parece proclive a facilitar las condiciones para una posible reapertura. Después de décadas denunciando la inseguridad que genera, nos encontramos ahora en un escenario en el que se podría solicitar una reapertura hasta 2031.




Visitantes conectados: 428