Vandalismo y abandono que soporta el patrimonio situado en la ribera del río Guadaíra

La Plataforma Cívica “Salvemos el Guadaíra”, en la que participa Ecologistas en Acción, quiere denunciar públicamente el vandalismo y abandono que soporta el patrimonio situado en la ribera del río Guadaíra.

Una de las riquezas que posee la cuenca del Guadaíra es el gran patrimonio ligado al río. Uno de los elementos esenciales de ese patrimonio son los innumerables molinos harineros situados en sus márgenes. Algunos de estos molinos han sido restaurados durante los últimos años. Ejemplos de esas actuaciones están en los molinos de Las Aceñas, La Tapada, El Algarrobo o San Juan. Pero muchos de ellos continúan en el más completo abandono y deterioro. Algunos ejemplos están representados por los molinos de Pelay Correa, Cerrajas, Molino Hundido o El Arrabal. A esto se añade que todos permanecen sin ponerse en valor.

Para la Plataforma Cívica “Salvemos el Guadaíra” el último botón de muestra de este abandono casi absoluto lo tenemos en el molino de Realaje. Hace varios meses los vandálicos e incívicos de turno robaron la cancela de entrada de dicho molino. Todavía no ha sido repuesta. Cuando menos resulta llamativa la pasividad o la falta de reacción del Equipo de Gobierno Municipal.

Tan cierto es que no puede haber un policía detrás de cada uno como la que la vigilancia es prácticamente nula. En este sentido, la realidad es manifiesta. La Patrulla Verde ha estado compuesta desde su creación por dos personas. No solo no ha aumentado sino que ha disminuido tras la jubilación de uno de sus integrantes.

La situación que padece nuestro patrimonio es un indicador más de que el Programa de Recuperación y Mejora del río Guadaíra no está finalizado aunque los organismos implicados consideren lo contrario.

Desde “Salvemos el Guadaíra” se denuncia la situación actual que sufre este valioso patrimonio vinculado al río Guadaíra al mismo tiempo que exige que se pongan en marcha las medidas necesarias desde el Equipo de Gobierno Municipal, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para resolverla y poner en valor el citado patrimonio.




Visitantes conectados: 167