Siguen las cacerías en laguna de la Quinta

Nuevas batidas de caza se han producido en la Reserva Ecológica de laguna Quinta, en el término de Baena. Ecologistas en Acción ha vuelto a poner los hechos en conocimiento de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Baena.

A pesar de que es uno de los principales refugios de reproducción de especies de amenazadas, la Reserva Ecológica de laguna Quinta en el termino de Baena, sigue siendo un espacio de caza, donde muchos fines de semanas se concentran grupos de cazadores en busca de conejos, torcaces, tórtolas y perdices. Recientemente se volvió a repetir otra jornada de caza, donde los cazadores ayudados de perros, “patearon y batieron” gran parte del cinturón perilagunar, acosando y molestando a las crías de algunas aves acuáticas amenazadas que todavía están criando en el humedal; Zampullines cuellinegros, malvasías, calamones y los aguiluchos laguneros que acabaron por abandonar la laguna. Por otra parte, los cartuchos quedaron abandonados en el suelo, y durante la cacería cayó gran cantidad de perdigones de plomo al interior del humedal, un hecho que puede afectar gravemente a estas y otras especies por la contaminación de plomo. Recordar que en esta laguna ya fue recogida muerta una hembra de malvasía cabeciblanca en el año 2012, con altos niveles de plomo en su cuerpo por ingestión.

Por otra parte en la sesión del Consejo Provincial de Medio Ambiente y la Biodiversidad celebrado el pasado día 10 de julio de 2014, se aprobó por unanimidad el establecimiento de las Zonas de Reserva de los Cotos de Caza (5%) de manera coincidente con los humedales que están incluidos en el Inventario Andaluz, por lo que ya de manera oficial no se debería cazar en ella, un asunto que es responsabilidad de la propia Consejería, que sin embargo reconoce que uno de los principales perjuicios a la fauna asociada a estos humedales tiene que ver con la practica de la caza.

La Reserva Ecológica de laguna Quinta, se ha convertido en uno de los lugares más importantes de Andalucía, y ofrece gran biodiversidad de especies de flora y fauna, algo que parece no tener en cuenta todavía el Ayuntamiento de Baena que sigue sin apostar claramente por ella. Es urgente su declaración como Reserva Natural Concertada y empezar por destinar fondos para fomentar su mantenimiento y conservación como recurso natural para uso y disfrute de manera sostenible. Este humedal sigue siendo un monopolio exclusivo de los cazadores, cuando llegan los fines de semana y la época de caza, resulta por tanto complicado que los voluntarios ambientales puedan desarrollar sus actividades de conocimiento y estudio del entorno.

Además de la Quinta y Rincón del Muerto que actualmente están en el Inventario Andaluz de Humedales, la red de lagunas de Baena, está formada por Casasola, Cortijo Viejo, La Roa y Butaguillo que están pendientes en breve de figurar en el Inventario Andaluz y Consuegra que a pesar de su gran importancia ecológica está a la espera de una nueva revisión del catalogo.




Visitantes conectados: 171