Consideraciones sobre la multiplicación de incendios en Moguer este verano

Ante la proliferación de fuegos que afectan a los bosques de Moguer, y que tan poderosamente están llamando la atención, exigimos en primer lugar, una investigación seria y a fondo que ponga sobre la mesa los oscuros intereses que puede haber detrás de estos incendios, que están acabando con las cada vez menores manchas forestales existentes en uno de los términos municipales de la comarca de Doñana como el de Moguer, que hasta hace muy pocas décadas era una inmensa extensión forestal, que constituía uno de los mejores refugios para el lince, por citar un ejemplo.

Sean cual sean los intereses, es necesario investigar y que los ciudadanos conozcamos los orígenes de estos fuegos y las sanciones y castigos que llevan sus culpables. Igualmente es manifiestamente constatable, y requiere la urgente adopción de medidas, la pérdida de masa forestal en toda la zona y el crecimiento de suelo agrícola desordenado e ilegal en muchos casos.

Lo que sí denunciamos con rotundidad es la gravísima irresponsabilidad de la administración forestal de la Junta de Andalucía, la responsable de la gestión de la mayoría de los espacios forestales de la comarca de Doñana, cuya acción o mejor, cuya omisión, ha podido tener una relación más que directa con la fácil propagación de los citados fuegos en el término municipal de Moguer. ¿O es que no es factor de peligro de incendio la permanencia de la poda seca de grandes espacios de pinos en medio del monte, precisamente en alguna de las zonas que han ardido, como denunciamos Ecologistas en Acción hace ya algún tiempo? ¿Por qué se han realizado tareas forestales en la zona en verano, con el peligro que ello supone, en vez de realizarlas en invierno? ¿Y el apilamiento de maderas y restos de poda en los cortafuegos y bajo los tendidos eléctricos, como igualmente hemos denunciado? ¿Y la corta de eucaliptus en estos días secos de septiembre junto a la Laguna de las Madres, paraje natural, y junto a una carretera, con la facilidad que supone que una colilla, por ejemplo, pueda prender fuego en la zona? En este sentido, esperamos que alguien asuma su responsabilidad y dé explicaciones de por qué se hacen las cosas tan mal y a favor de los intereses del fuego, más que de la preservación de los bosques.

Desde Ecologistas en Acción exigimos que se conserve un espacio tan importante para Doñana y todo lo que ello supone como los espacios forestales de Moguer y de todos los términos de la zona.




Visitantes conectados: 318