Vertedero ilegal junto a la Flecha de El Rompido

La limpieza de la playa de La Antilla llevada a cabo todas las mañanas a primera hora por los empleados municipales de Lepe con un tractor equipado de un artilugio que filtra la arena y retiene todo aquello superior a 1 cm.( botellas, colillas, bolsas, plásticos, algas, cuerdas, porexpan, redes, sombrillas, conchas, palos,...etc ) tiene como destino final , no la estación de transferencia entre Lepe e Isla Cristina, sino este vertedero situado en las dunas de uno de nuestros espacios naturales de gran importancia geoecológica.

Para facilitar las labores de vertido se ha "habilitado" una explanada de unos 1000m2, a base de destruir el primer tren dunar en una extensión de unos 200 m., con toda su vegetación propia (Ammophilla, Arthemisa, Thymus,..etc) para que los tractores depositen allí lo que tamizan cada día. Éstos, además, equipados con una pala excavadora, cogen a su vez arena de las dunas adyacentes para ir enterrando y compactándolo todo, con lo que la extensión de dunas destruidas crece cada día.
La basura, que no queda bien cubierta, como se aprecia en las fotos adjuntas, se esparce por las dunas adyacentes, encontrándose restos de plásticos, bolsas, papeles, etc. hasta unos 300m, inclusive dentro de los límites del PN Flecha del Rompido.

La creación de un vertedero de este tipo, aparte de contravenir toda la legislación sobre la gestión de residuos, está explícitamente prohibida por Ley de Costas en su Artículo 25.1,e, que prohíbe expresamente el vertido de residuos sólidos en los 100m posteriores al límite interior de la ribera del mar, expresado como la mayor distancia interior alcanzada por las olas en los mayores temporales. Podría además ser constitutiva de delito, ya que el Código penal califica como tal la creación de vertederos ilegales, y en este caso la mezcla de residuos orgánicos con otros de diferente composición y su enterramiento a escasos 50 metros de la ribera del mar, podría generar más agravantes.

Ecologistas en Acción ha solicitado a la delegación provincial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, y a la Jefatura Provincial de Costas la adopción de las medidas pertinentes para la inmediata paralización de estas labores de vertido, así como la comprobación de su autoría, cuya responsabilidad parece recaer en las autoridades municipales de Lepe. Considera también que se debe exigir a los autores la restauración de la zona, y la retirada y correcta gestión de los residuos allí depositados, y apunta a la posibilidad de presentar denuncia ante las autoridades judiciales, por si los hechos denunciados pudiesen ser constitutivos de delito.




Visitantes conectados: 489