Los irrisorios caudales ecológicos establecidos para el Cinca y el Ésera

Informe Nuevos caudales en el río Cinca

Un informe de Ecologistas en Acción considera una burla los irrisorios caudales “ecológicos” establecidos por la CHE para el Cinca y el Ésera. Apenas suponen el 4% de las aportaciones naturales de estos ríos.

Recientemente la CHE anunciaba una resolución de su presidente, por la que se establecían caudales "ecológicos" en los ríos Cinca (entre la presa del Grado y el retorno de la central de Ariéstolas) y Ésera (en su tramo final desde la presa de Barasona). A pesar de que el organismo de Cuenca lo ha publicitado como un gran logro, un informe realizado por Ecologistas en Acción denuncia que los caudales establecidos son a todas luces insuficientes para lograr que estos ríos cumplan sus funciones ambientales y que no cumplimentarán el buen estado ecológico de estos ríos para 2015 incumpliendo la Directiva Marco del Agua.

En el caso del Cinca, aguas abajo de El Grado, con unos caudales medios naturales de unos 46 m3/s , la suelta de 1 m3/s de media aprobada por la resolución de la CHE supone una burla y Ecologistas en Acción se pregunta ¿Alguien, cree que con estos caudales se puede mantener un sistema fluvial como el del Cinca y toda su diversidad?.

Los caudales establecidos se encuentran lejos de las propuestas realizadas en diferentes estudios donde, a través de métodos hidrológicos o de hábitat potencial, se proponen caudales de mantenimiento más propicios para mantener el río en un buen estado ecológico, por estos motivos Ecologistas en Acción denuncia que estos volúmenes establecidos son más unos “caudales de conveniencia” , dados por la negociación que la propia CHE ha intentado consensuar con los “dueños” de las concesiones actuales, que caudales ecológicos propiamente dichos, aunque se hagan pasar por ellos y que vulneran la Legislación de Aguas, pues el Cinca es un Lugar de Importancia Comunitaria y los caudales ecológicos deben ser "los apropiados para mantener o restablecer un estado de conservación favorable de los hábitat o especies, respondiendo a sus exigencias ecológicas y manteniendo a largo plazo las funciones ecológicas de las que dependen."

En la actualidad y dada la falta de caudales, en estos tramos existe una problemática no resuelta como es la incisión del cauce principal, el deterioro de los bosques ribereños y carrizales descolgados del freático, la intrusión de especies vegetales de ambientes áridos en el espacio fluvial transformado los hábitats de las especies protegidas por las Directivas Europeas, en especial de las aves; el deterioro de la calidad de las aguas debido a la imposibilidad de dilución de contaminantes en tan escasos caudales y la escasa autodepuración que puede ejercer el río por el mismo motivo , además de la falta de continuidad del río debido a los azudes de Arias I y II, que suponen una barrera para los peces.

Por todo ello y para la consecución del buen estado ecológico del Cinca, Ecologistas en Acción se ha dirigido al Presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, reclamándole entre otras, las siguientes medidas:

  • Que devuelva al Cinca los caudales necesarios que permitan mantener de forma sostenible la funcionalidad y estructura de los ecosistemas acuáticos y de los ecosistemas terrestres asociados.
  • Que se adopten los medios necesarios para controlar y medir de forma eficiente los caudales verdaderamente derivados en todos los aprovechamientos de los distintos tramos afectados por estos nuevos caudales.
  • Que se habiliten escalas de peces funcionales en los azudes de Arias I y Arias II.




Visitantes conectados: 457