Piden a Juncker que de marcha atrás en su ataque a las políticas ambientales

Numerosas organizaciones ecologistas europeas, entre ellas Ecologistas en Acción, han pedido por carta al presidente de la Comisión Jean-Claude Juncker y a su vicepresidente primero, Frans Timmermans, que den marcha atrás en su intención de dejar caer piezas legislativas clave en el terreno ambiental.

La carta responde a la filtración de una carta enviada por Timmermans al Colegio de Comisarios en la que, entre otras cosas, propone que se revise la necesidad de mantener propuestas legislativas en materia de medio ambiente lanzadas por la anterior Comisión y que aún están en el proceso de codecisión, a espera de ser aprobadas por el Consejo y el Parlamento europeo. El vicepresidente invita a los comisarios a estudiar esta posibilidad con vistas a no incluir estas piezas en el programa de Trabajo de la Comisión europea de 2015, que debe ser aprobado a comienzos de diciembre.

Una de las iniciativas ambientales afectadas es el Paquete de la Economía Circular, que forma parte de la Estrategia por una Europa eficiente en Recursos, uno de los buques insignia del equipo del anterior comisario Potocnik. Según recuerdan las organizaciones ecologistas en su carta, este paquete, que aborda el grave problema del uso insostenible de los recursos, generaría además en torno a 180.000 empleos sostenibles.

Por su parte el paquete “Aire Limpio”, otra de las piezas que Juncker pretende dejar caer, es especialmente necesario en un continente donde mueren 450000 personas cada año de forma prematura debido a la contaminación atmosférica, como acaba de hacer público la Agencia Europea de Medio Ambiente. El Paquete “Aire Limpio” prevé incluir nuevos Techos Nacionales de Emisión para varios contaminantes a partir de 2020 y establecer valores límite para las Plantas Medianas de Combustión, entre otras medidas.

Juncker pretende aplicar el principio de “discontinuidad”, alegando la legitimidad de abortar propuestas que no han sido planteadas por su equipo sino por el anterior. Aunque esto es una práctica habitual en los gobiernos nacionales, hasta ahora los Estados miembro de la UE habían rechazado que se pudiera aplicar a la Comisión europea.

Juncker vuelve por otra parte a lanzar la amenaza de revisión en profundidad de las directivas de naturaleza que ya lanzara y defendiera en su día. Conviene recordar que las Directivas de Aves y Hábitats son el pilar sobre el que se asienta la conservación de la naturaleza en Europa. Juncker ha propuesto abrir el proceso de revisión y posible fusión de las dos piezas, lo cual puede abrir un melón muy jugoso para ciertos lobbies que quieren profundizar en el terreno de los bancos de hábitats, las compensaciones de biodiversidad y la privatización de los espacios naturales en general.

Ecologistas en Acción considera que este ataque a las políticas ambientales por parte de Juncker nada más empezar su mandato indica de forma clara el camino que piensa seguir, por lo que podemos muy posiblemente estar comenzando un lustro de degradación ambiental en Europa.




Visitantes conectados: 402