Exigen en el Congreso la paralización de las licitaciones del ATC

A las 10 de esta mañana, Francisco Castejón, responsable de la campaña antinuclear de Ecologistas en Acción, ha comparecido en la Comisión de Energía del Congreso de los Diputados. En dicha comparecencia y ante las preguntas de los diputados presentes, ha expuesto una visión muy crítica de cómo se ha llevando a cabo los procesos de designación de la ubicación y licenciamiento del ATC.

Ecologistas en Acción, solicita el cese inmediato de Gi-Ortega ante los problemas de seguridad de los terrenos puestos de manifiesto por el CSN y las dudas del exjefe jurídico de Enresa sobre el comportamiento ético de Gil-Ortega al frente de la empresa pública.

Informe del CSN sobre necesidad de nueva información sobre los terrenos para ubicar el ATC

El informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), al que ha tenido acceso Ecologistas en Acción, pone de manifiesto, por un lado, los enormes riesgos geológicos de los terrenos. Y por otro, la falta de información facilitada al órgano regulador, indispensable para que pueda emitir su informe vinculante, de cara a que el Ministerio de Industria conceda los permisos de emplazamiento y construcción.

En las 32 páginas, el CSN desgrana toda una serie de deficiencias en la información recibida y numerosas propuestas de actividades, que el texto considera indispensables para "resolver las dudas existentes sobre la idoneidad del emplazamiento". Así, el documento que firma Antonio E. Munera, Director Técnico de Seguridad Nuclear del CSN y que remitió a Enresa el 17 de septiembre de 2014, expone 135 aspectos a subsanar, así como 47 actividades que Enresa debe realizar y que tendrían como consecuencia una nueva batería de estudios. Destacan las deficiencias señaladas en la geotecnia (26), hidrogeología (42) sismología (9) e hidrología superficial y meteorología (20).

Ecologistas en Acción considera que la información solicitada, es indispensable para que el diseño de la obra principal del ATC cumpla con los estándares de seguridad de un proyecto tan complejo y peligroso como el del almacén temporal de residuos nucleares (ATC) que se pretende construir en Villar de Cañas.

Los movimientos de Gil-Ortega

Pero Gil-Ortega, lejos de paralizar el proyecto del ATC, ha acelerado las licitaciones. Esta carrera es, para Ecologistas en Acción, irresponsable y con la única motivación de intentar adjudicar el mayor número de obras antes de las próximas elecciones autonómicas y locales que podría cambiar el mapa político en Castilla-La Mancha.

Así, la obra principal del ATC salió a licitación en julio de 2014 y ya hay 8 propuestas empresariales que han pasado el primer corte. Por lo que la adjudicación sería inminente. Dicha obra sale por un importe máximo de 263,5 millones de euros, y por tanto se trata del mayor contrato de obra pública licitado en España en 2014. La oferta de Florentino Pérez, asociado con Abrahán Sarrión (presidente de la CEOE-CEPYME-Cuenca) parte bien situada para llevarse este fabuloso contrato. Así mismo, Gil-Ortega anuncia reiteradamente que las obras del ATC se iniciarán de forma inminente. Este septiembre pasado, fijaba el inicio de las obras en marzo de 2015

El 18 de julio Gil-Ortega cesa al máximo responsable jurídico de la empresa que preside (Enresa), Jesús Moreno Vivas, después de que el directivo avisara en un informe interno del 15 de julio del posible "enriquecimiento injusto" en el que había incurrido el presidente, Francisco Gil-Ortega, por el cobro de gastos de viaje cargados a su tarjeta de crédito, que no había justificado con las correspondientes facturas. Para Ecologistas en Acción, este cese lo efectuó Gil-Ortega con el claro objetivo, no solo de esquivar un posible proceso contra su persona, sino también, el de tener las manos libres para acelerar el proceso de licitación del ATC y así evitar vigilantes molestos.

La postura de Ecologistas en Acción

Para Ecologistas en Acción, lo más importante es plantear el cierre progresivo de las nucleares para evitar la generación de nuevos residuos, activos durante decenas de miles de años. Y una vez que se sepa el volumen de residuos radiactivos a gestionar, decidir entre toda la ciudadanía, de forma pública, transparente, democrática e informada la solución menos mala para las más de 6.000 toneladas, de las sustancias más peligrosas de este Planeta.

No hay ninguna prisa por construir el ATC, puesto que ya se están dando pasos para que todas las centrales tengan almacenes individuales. Las CCNN de Trillo y Ascó ya tiene construido el almacén individual en sus instalaciones; Garoña está esperando las licencias para construir el suyo; Almaraz I y II y Vandellós II, ya han iniciado el procedimiento administrativo para construirlos; y existe ya un presupuesto para el almacén de de la CN de Cofrentes. Además, los residuos de Vandellós I que están en Francia, podrían utilizar alguno de los almacenes individuales para evitar la penalización (reembolsable) si no vuelven a España antes de finalizar 2018.

La ubicación de Villar de Cañas para el ATC no es adecuada: porque los terrenos no valen, porque la decisión de ubicar el almacén en Villar de Cañas se hizo por razones partidistas y poco democráticas y porque se ha establecido una red clientelar que está desviando fondos públicos a intereses privados, despreciando la seguridad de la ciudadanía.

Por ello, Ecologistas en Acción, exige el cese inmediato de Gil-Ortega (exalcalde de Ciudad Real y persona de confianza de Cospedal) y que sea sustituido por una persona con perfil técnico y que vele por la seguridad de las personas por encima de cualquier otro criterio, incluido el enriquecimiento personal y de sus amistades, así como los intereses partidistas.




Visitantes conectados: 492