Posible situación crítica de la gestión de los residuos

A través de los medios de comunicación hemos tenido información, de un asunto que mucho nos preocupa y es lo relativo a la deuda que el Ayuntamiento Jerez tiene con la planta de reciclaje de RSU de Las Calandrias, de la cual es titular.

En la información se decía que la situación económica de la planta podía llegar pronto a una situación insostenible, por cuanto solo la propia ciudad de Jerez, El Puerto de Santa María, Sanlúcar de Barrameda y Arcos de la Frontera, mantienen estas instalaciones funcionando, apostando así por un compromiso y un modelo de gestión de residuos más sostenible que el modelo representado por la planta de Miramundo en Medina Sidonia que es un vertedero donde el reciclaje y el compostaje brillan por su ausencia. El impago por parte del Ayuntamiento jerezano, como bien se indicó en la noticia del jueves 24 de noviembre, puede ser la gota que colme el vaso, empujando a los otros municipios a seguir la misma senda de impagos, lo que llevaría a colapsar el servicio. La alcaldía de Jerez ha de asumir su papel protagonista, y dar el ejemplo debido no sólo ante los otros Ayuntamientos de la provincia, sino sobre todo ante su propia ciudadanía, a la que constantemente se le pide el esfuerzo de separar los residuos para un posterior reciclado.

Desde Ecologistas en Acción de Jerez exigimos a la Sra. Alcaldesa un compromiso claro y manifiesto por el mantenimiento y la viabilidad de una planta, que con sus más y sus menos, es actualmente el único ejemplo palpable de una política de gestión de residuos acorde con los principios de reciclaje, separación y compostaje. La concesión del suministro de agua potable a Aquajerez ha conllevado como uno de los tantos efectos colaterales, el hecho de que el pago por parte de los ciudadanos jerezanos de la tasa de basura se diluya en la gran caja única del Consistorio. Cuando la empresa municipal Ajemsa gestionaba el recibo integral tanto del agua como de la tasa de basuras, la contrapartida por parte del municipio a la planta de las Calandrias se dotaba de un tanto por más de garantía, dado que la tesorería de Ajemsa, como empresa municipal, era independiente a la del resto del Consistorio. La paradoja que ha traído la “privatización” de hecho del suministro del agua en la ciudad de Jerez es que ahora, que la tasa de basura queda en las manos directas del Ayuntamiento, es cuando más peligra el compromiso de los pagos por parte de éste.

Es por eso, ahora más que nunca, que a los ciudadanos de Jerez se les debe una respuesta clara por parte de la Sra. Alcaldesa, en defensa de un modelo de gestión de residuos urbanos que pagamos todos, y que en consecuencia, ha de revertir para el fin al que está previsto: la tasa de basuras debe sufragar el tratamiento adecuado de las basuras en la planta de las Calandrias. Queremos recordar que el 25 de marzo de 2013, el Consejo Local de Medio Ambiente de Jerez, por unanimidad, presentó una propuesta a la Diputación Provincial de Cádiz para que ésta apostara decididamente por la planta de las Calandrias, al objeto de perseguir una provincia de Cádiz más sostenible ambiental y económicamente. Esperemos y deseamos que el Consejo Local de Medio Ambiente no tenga la necesidad de repetir un manifiesto en iguales términos, ahora dirigido al Ayuntamiento de Jerez.

En conclusión, pedimos a la Sra. Alcaldesa que aclare a la ciudadanía cuánto de verdad hay en la noticia del pasado 24 de noviembre, y reitere su apoyo al mantenimiento no sólo de la planta de Las Calandrias de la que es titular, sino a un modelo sostenible de gestión de los residuos urbanos en nuestra provincia.




Visitantes conectados: 388