De nuevo el oso, de nuevo en Palencia, de nuevo muerto

Ayer saltaron de nuevo las alarmas en Palencia, un operativo para capturar un oso, en principio enfermo.

Después del correspondiente protocolo de actuación, el oso es capturado, subido a un carro de transporte y llevado a un centro para su supuesta recuperación. Y en el camino, el oso se muere.

No es la primera vez, el personal que lo ha tratado es el mismo, los procedimientos parecidos y el oso no logra sobrevivir.

¿No hay otro personal? ¿No hay otros protocolos? Al menos que permitan que el oso, el mismo que ha sido capaz de vivir unos días sin ayuda, no se muera en cuanto nosotros, humanos avanzados, le vayamos a ayudar.

Ahora, la siguiente versión es el ataque de otro oso, algo en principio inédito entre individuos adultos y de estos tamaños, veremos.

Por cierto, en Palencia en las muertes anteriores de osos se nos contaron de primeras unas cosas que luego resultaron ser radicalmente distintas, los envenenados no eran por veneno, el disparado no era por disparo, esperamos que en este caso no ocurra lo mismo.

No sabemos si fue un tema de manipulación o de verdadera incapacidad de los responsables.

A pesar de que durante todos estos años se ha conseguido crear una absoluta pasividad y poca conciencia ante estos casos, desde Ecologistas en Acción vamos a estar muy encima de este caso y, de no ser ciertas las versiones iniciales, exigiremos responsabilidades hasta el final, por la muerte y por las actuaciones.

Esperemos que no sea necesario.




Visitantes conectados: 435