Recetas para un menú navideño diferente

Todas las versiones de este artículo: [Català] [Castellano]

Cardo con almendras, ensalada de escarola con granada, lombarda braseada con manzanas y castañas, endivias con naranja y nueces. Ecologistas en Acción reúne recetas navideñas que recuperan costumbres locales y emplean productos de temporada. Frente a las modas gastronómicas a base de productos lejanos y con gran impacto, se propone revivir tradiciones para comer más rico, sano y sostenible. Ofrece además una guía para la compra responsable de pescado y marisco.

Recetas agroecológicas

El calendario campesino marcaba las fechas de Nochebuena y Año Nuevo como el momento de comer alimentos cosechados meses antes. Así, los agricultores mediterráneos desarrollaron numerosas variedades en función de su capacidad de soportar ese almacenamiento tradicional. Por eso a algunas variedades se les llama localmente “uva de Navidad”, “melón de Navidad”, “cardo de Navidad”.

No es de extrañar que el cardo con almendras se convirtiera en plato típico de las fiestas en diferentes regiones. Y también parece que la costumbre de recibir el año con doce uvas procede de la lógica campesina y los excedentes de temporada.

Estas variedades cercanas ya no son en muchos casos las que consumimos en Navidad. Los melones y uvas que hoy llegan a nuestros platos han pasado meses en cámaras de frío, perdiendo sus cualidades, o provienen de lugares lejanos, como Sudamérica.

Se han introducido además nuevas modas que no resultan sostenibles. Los frutos exóticos, como el coco o la piña, y los maricos tropicales, como los langostinos, tienen un enorme impacto ambiental y social. Han sido transportados miles de kilómetros, con en el gasto de energía que eso supone: la cadena de frío y transporte internacional para el comercio de alimentos es responsable de entre un 5 y un 7% de las emisiones globales de gases de efectos invernadero.

Pero además esos productos provocan empobrecimiento, desplazamientos de población y conflictos en comunidades locales, además de la destrucción de los entornos donde se cultivan o crían de manera masiva. Dejan fondos marinos y manglares destrozados en el caso de los langostinos tropicales, que contienen además significativas cantidades de químicos y antibióticos.

Frente a los menús navideños de gran impacto, Ecologistas en Acción propone una nueva moda, que en realidad es muy antigua: recuperar los platos tradicionales basados en productos locales y de temporada. Tienen una mayor calidad nutricional y mejor sabor que los alimentos importados o congelados. Una lista de recetas recopilada para la ocasión incluye las formas de preparación de algunos de estos platos, junto a las propiedades de los alimentos y datos curiosos en torno a ellos. La lista aspira a crecer con las aportaciones de otras personas a través de la campaña #VerdeNavidad.

Además, Ecologistas en Acción ha publicado “Sin Mala Espina”, una guía de consumo de pescado y marisco con fichas ilustradas y recomendaciones de más de 70 especies. Así la compra responsable puede ser más fácil.




Visitantes conectados: 166