Vergonzosa situación de Monte Almendros en Salobreña

Se ha denunciado su situación ante las Delegaciones provinciales de Urbanismo y Medio Ambiente ya que, aunque se trata de suelo urbano, no dispone de agua ni alcantarillado, y los vertidos de aguas residuales van a las aguas subterráneas o a los barrancos directamente.

A pesar de que desde los años setenta se considera suelo urbano y se cobran los correspondientes impuestos, nunca fue la zona urbanizada como exige la ley, la de antes y la de ahora, suponiendo una negligencia por parte del ayuntamiento y una dejadez por parte de los vecinos.
Ahora se está preparando un nuevo PGOU en Salobreña. Se pretende multiplicar el suelo urbano -como si toda Granada se fuese a vivir allí- y no se contempla urbanizar el suelo urbano consolidado, es decir, accesos dignos, agua potable, alcantarillado y tendidos eléctricos que no tengan que pasar entre los árboles.

Además se está dando una situación de peligro para la salud pública, pues las aguas residuales diarias -220.000 litros- están contaminando los acuíferos de los que se abastece gente más abajo.

Hemos pedido a la administración que investigue los daños que puede haber causado estos vertidos y que se obligue a los responsables de esta situación a subsanar todas las deficiencias, y a que el Ayuntamiento de Salobreña asuma sus competencias y solucione los problemas de esta zona urbana, que supone un pésimo ejemplo para las zonas urbanas que se barajan en el futuro Plan General de Ordenación Urbana.




Visitantes conectados: 453