Misión internacional para que Doñana se considere en peligro

Ecologistas en Acción ha pedido hoy a los miembros de la misión internacional de Unesco, Ramsar y UICN que desde ayer visita Doñana, que el Espacio Natural quede considerado en la categoría "en peligro" hasta que se solucionen los problemas pendientes.

En el informe presentado en la reunión con los miembros de la misión, Ecologistas en Acción expone que el valor universal excepcional del sitio Doñana Patrimonio Mundial y Sitio Ramsar, peligra porque las administraciones central y autonómica no han seguido casi ninguna de las recomendaciones del informe Ramsar de 2011, ni las diversas acciones a las que se les ha instado desde el Comité de Patrimonio Mundial.

Destacamos que sólo una, la de impedir el gasoducto Balboa, se ha llevado a cabo, mientras que las 17 restantes "o no se han realizado o se han ejecutado muy parcialmente".

Nuestra organización se ha referido en la reunión a temas como los proyectos de almacenamiento de gas de Doñana o el dragado del Guadalquivir, pero sobre todo hemos mucho hincapié, en el problema del agua.

Consideramos que las administraciones, por omisión, durante los últimos 20 años, han dado pie a un conflicto social que ha hecho retroceder a Doñana tres décadas, por tanto es urgente buscar una solución definitiva, para compatibilizar el ecosistema social con el medioambiental, en un día en el que precisamente más de 25.000 personas se han concentrado por las calles de Huelva para reclamar agua para los regadíos del entorno de Doñana.

Ecologistas en Acción entiende y así se recoge en el informe presentado a la misión internacional, que el agrícola es un sector estratégico, pero, al mismo tiempo, la sobreexplotación a que están siendo sometidos el acuífero y el humedal por esta actividad, constituye una agresión a la integridad del sitio que está repercutiendo principalmente en las especies riparias, las lagunas peridunares y las marismas.

Por ello, insistimos en la necesidad de buscar una solución que pasa por dar estabilidad al Plan de Ordenación de Regadíos de la Corona Norte Forestal de Doñana y cerrar el mapa agrícola del entorno, poniendo una fecha concreta para acabar con el problema y que llegue el agua superficial a la zona y no cerrando pozos de un día para otro como se pretende en la finca Matalagrana.




Visitantes conectados: 317