Empapelamos para que no nos empapelen

Hoy, 23 de febrero de 2015, la Plataforma por la Desobediencia Civil, en la que participa Ecologistas en Acción, queremos denunciar las Leyes-mordaza que están a punto de terminar su protocolario trámite parlamentario. Otro 23-F, otro golpe de estado a la democracia y al buen vivir, 34 años después de aquel intento, parece que por fin se salen con la suya.

Las leyes mordaza, es decir, el nuevo Código Penal que el Gobierno de España quiere aprobar en estos días y la nueva Ley de Seguridad Ciudadana nos convierte a tod@s en delito. Por querer ser personas libres, como si de un nuevo pecado original se tratara, estamos bajo sospecha.

En otras ocasiones, se ha tratado de criminalizar a un sector social, preferentemente joven y comprometido. En este caso, el alcance de estas brutales reformas afecta a
casi todos los sectores.Se sea joven, adult@ o ancian@, mujer o varón... nadie (salvo quienes estafen grandes sumas de dinero público) se librará.

En la Reforma del Código Penal se incluyen nuevos delitos que apuntan directamente hacia colectivos que no suponen un peligro para la sociedad, como activistas, inmigrantes y personas sin recursos, y sin embargo no se endurece el castigo contra la corrupción ni contra otros delitos cometidos sólo por quien maneja grandes can
tidades de dinero.

No es menor el hecho de que una reforma de este alcance solo esté refrendada por un grupo parlamentario, el PP, que quiere dejar atadas las cosas ahora que, según es opinión general, parece que van a ser desalojad@s del poder. Por ello, han de equiparar desproporcionadamente actitudes valientes y solidarias de la ciudadanía a penas que, antes, ni siquiera eran merecedoras del más mínimo reproche penal. Cierto que es una actitud de miedo y de debilidad, Muchos de estos cambios vienen motivados por la decidida respuesta social que se ha producido en España desde el 15-M de 2012, cuando, en plena estafa y saqueo del país, la ciudadanía decidió dar un paso al frente y, al menos, denunciar y señalar a los verdaderos culpables de tanto
sufrimiento. Son estos mismos culpables quienes ahora promueven unas reformas legislativas que dan al traste con conquistas sociales penosamente conseguidas.

Por ello hemos decidido protestar en el mismo centro simbólico que está perpetrando
estos desmanes, la sed de del Ministerio de Justicia. Porque tenemos dignidad. Porque tenemos que apoyarnos, mostrar solidaridad y luchar por nosotr@s, por nuestra gente y por quienes no tienen posibilidad de alzar su voz.

Piénsalo. No podemos decidir por ti. Y nos necesitamos.




Visitantes conectados: 453