Sobre la sentencia del dragado del Guadalquivir

Ecologistas en Acción considera una muy buena noticia la sentencia del Tribunal Supremo que afecta al dragado del Guadalquivir. Y hacemos un reconocimiento a la labor de Adena-WWF.

Después de casi 15 años trabajando por la recuperación del Estuario del Guadalquivir, por la calidad de sus aguas y por el mantenimiento del Parque Nacional de Doñana, recibimos una buena noticia proveniente de los Tribunales; en efecto, la sentencia de la Sección 4 de la Sala de lo contencioso ha estimado parcialmente el recurso que presentó la asociación ecologista Adena- WWF contra el Real Decreto 355/2013 de 17 de mayo por el que se aprobó el Plan Hidrológico del Guadalquivir (PHG).

En la aprobación del citado PHG, solo votamos en contra ADENA-WWF y ECOLOGISTAS EN ACCIÓN, y lo hicimos, entre otras muchas razones por la aparición en el Plan, al final y como “de tapadillo”, el dragado del río como Medida Complementaria. Ahora el Tribunal Supremo también declara la nulidad de la calificación de dicha obra de dragado como Medida Complementaria.

El Tribunal ha demostrado un mejor conocimiento de la Directiva Marco de Agua (DMA) y mucho más rigor que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) en su aplicación, y ha considerado que no se pueden permitir actuaciones que empeoran el estado de las masas de agua con posterioridad al plan. Basa su afirmación de empeoramiento de la masa de agua del estuario en el informe de los científicos dirigidos por Miguel Ángel Losada, como hemos hecho permanentemente el movimiento ecologista y la comunidad científica.

La forma en que la CHG ha tratado de dar cobertura legal al dragado del río, forzando las leyes y normas y escondiéndose vergonzosamente, ha sido descubierta y desautorizada.

Gracias a la iniciativa de ADENA-WWF de llevar el Decreto de aprobación de PHG a los tribunales, se nos reconoce lo que en todos estos años venimos diciendo sobre el dragado: una obra sin razón o justificación económica, social y, sobre todo, ambiental. Una obra que solo promueve el “ombliguismo sevillano” personalizado en su clase política, empresarial y sindical, que considera que el Guadalquivir les pertenece.

En esta ocasión Ecologistas en Acción de Andalucía, se felicita del funcionamiento e independencia de las instituciones democráticas, a pesar de los intereses locales y contrarios a la conservación de un río que pertenece a todos los y las andaluzas.




Visitantes conectados: 420