CHS dificulta reforestación ciudadana

Las asociaciones Jardines del Mundo, Ecologistas en Acción, Ambiente Europeo y Huermur vienen desde hace tres años realizando plantaciones de arbolado autóctono en el río Segura con la participación de voluntariado. Estas plantaciones siempre se han realizado dentro de la huerta de Murcia con la finalidad de mejorar medioambientalmente la zona y recuperar en lo posible el paisaje de ribera.

Este año la plantación se iba a realizar en un antiguo meandro abandonado por el encauzamiento del río en la pedanía de La Arboleja, pero la actividad se ha tenido que suspender debido a las exigencias por parte de Confederación solicitando diversa documentación (plano de situación georreferenciado, plano en planta señalando las ubicaciones de las plantaciones, densidades y marcos de plantación, y poderes de representación de quien presenta el escrito), más propia de una plantación en entornos naturales que en un lugar tan deteriorado como el elegido, algo que ha extrañado a las asociaciones, ya que hasta el momento nunca se la habían solicitado al “no alterar la plantación la funcionalidad hidráulica del cauce ni el régimen de corrientes”.

Además, el permiso fue pedido el 7 de enero para hacer la plantación en la segunda quincena de febrero, habiéndose contestado por parte de Confederación el 5 marzo, lo que prácticamente impide poder presentar la documentación exigida y recibir el permiso para poder organizar la plantación antes de que lleguen los meses de calor.

Curiosamente en ese mismo meandro hay un cartel de hace unos años anunciando que los árboles allí plantados pertenecían a una actividad con los alumnos del C.E.I.P. Nuestra Señora de las Mercedes, tratándose de pimientas falsas que nada tiene que ver con la vegetación autóctona, lo que hace más inaudito el requerimiento de documentación recibido.

A esto hay que sumar que un grave incendio arrasó parte de la vegetación de este meandro debido al abandono en el que se encontraba, y tras el que la CHS no ha llevado a cabo ninguna acción de recuperación ambiental en la zona.

Desde Huermur y Ecologistas en Acción no entienden la repentina necesidad de tan compleja documentación para poder plantar en un lugar degradado y periurbano, y sospechan que este impedimento puede ser más bien consecuencia de la oposición de ambas asociaciones a las obras de dragado que actualmente se están realizando en el tramo urbano del río, y por las que se ha presentado una denuncia en fiscalía. Sospecha que se ve reforzada por el hecho de que el documento recibido el pasado día 5 de marzo, en realidad estaba firmado y con registro de salida de la Confederación Hidroráfica del Segura con fecha de finales de enero, por lo que da la impresión de que se ha retrasado el envío, por motivos que se desconocen.

Además, las organizaciones consideran una tomadura de pelo que se pongan trabas a una plantación ciudadana como esta, y al mismo tiempo la propia Confederación vierte miles de toneladas de lodos húmedos y repletos de resíduos en su interior, en otro meandro del río y sin hacer evaluación de impacto ambiental.

Desde las organizaciones, consideran que una administración pública como la Confederación Hidrográfica del Segura debería estar para llevar a cabo una buena gestión de lo público y no puede funcionar a golpe de represalias, dificultando e incluso impidiendo acciones populares positivas mediante la exigencia de numerosa documentación, que no tiene sentido en una pequeña plantación como la que se pretendía llevar a cabo.

Para terminar, las organizaciones mostraron su agradecimiento a las numerosas personas que se ofrecieron voluntarias para la plantación, a las que emplazará para llevar a cabo la plantación en cuanto se resuelva la situación y se pueda fijar una fecha adecuada.




Visitantes conectados: 270