Contra la descatalogación de monte público

Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Palos, vuelven a plegarse a los intereses de Cepsa e incumplen su responsabilidad legal de velar por los montes públicos en "Dunas del Odiel".

En el verano del año 1999 un grupo de activistas de Ecologistas en Acción se pusieron delante de las máquinas que estaban arrasando pinos y sabinas en el lugar que hoy es Dunas del Odiel, en el término municipal de Palos de la Frontera, en las proximidades de la Laguna Primera de Palos. Con este acto de protesta pretendían llamar la atención por la impunidad con que se estaba destruyendo un patrimonio forestal, con el objetivo de instalar nuevos tanques y depósitos para la Refinería que Cepsa tiene en la zona.

Aquella actuación, que se realizó con el visto bueno del ayuntamiento de Palos y de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, no contaba con evaluación de impacto ambiental, a pesar de lo que indicaba la normativa ya vigente para instalaciones energéticas. Tampoco se tuvo en cuenta que aquel terreno estaba colindante con el ya declarado Paraje Natural Lagunas de Palos y de las Madres, de acuerdo a la normativa andaluza de espacios naturales protegidos.

Más de 15 años después, se quiere terminar de "consolidar y dar toda la legalidad" a aquella irregular deforestación, con la pretendida descatalogación de aquel suelo como monte publico, con motivo de la tramitación del PGOU de Palos de la Frontera. Y eso que a las figuras de protección entonces existentes, se ha añadido la Red Natura 2000 de la Unión Europea, de la que Dunas del Odiel forma parte como Lugar de Interés Comunitario

En la propuesta de descatalogación, para nada se entra a analizar cómo se permitió por la administración andaluza la construcción de los citados tanques para petróleo en una zona tan sensible como aquella, ni las razones por las Ecologistas en Acción se opuso abiertamente a dicha concesión y regalo a la refinería.

¿No se ha pensado la posibilidad de exigir a la empresa Cepsa la compensación de dichos terrenos, por otros de similares características, que pudieran equilibrar la disminución de monte público que nuevamente se propone, y más aún en una zona donde el monte público ha disminuido muy significativamente en los últimos 20 o 30 años? Una parte del entorno de la Laguna Primera de Palos, espacio natural contiguo al monte público que se pretende descatalogar, es propiedad de la citada empresa petrolífera. ¿Acaso no sería posible la negociación para permutar su titularidad y su catalogación como monte de titularidad pública?. Parece haber escaso interés en el cumplimiento de su responsabilidad de velar por el mantenimiento de los montes públicos por parte de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y del propio Ayuntamiento de Palos, cuando en casos como el presente, se adopta la política de hechos consumados, sin buscar alternativas para recuperar el monte público perdido.

En el 25 aniversario del Plan Forestal Andaluz, que se aprobó con la participación activa de todos los sectores implicados, y que tantas ventajas supuso para la gestión del monte en Andalucía, Ecologistas en Acción quiere denunciar públicamente este nuevo atropello al monte publico en una zona de gran interés natural, donde su superficie ha disminuido impunemente en los últimos 20 o 30 años. Por ello, se han presentado alegaciones al proceso administrativo abierto al respecto, exigiendo al menos que se busque la compensación de las 22 hectáreas de monte público, cuya desaparicin se quiere sellar con esta actuación.




Visitantes conectados: 139