Prohibir el uso de herbicidas en los patios de los colegios

Hace un mes que Ecologistas en Acción presentó una denuncia por el uso de plaguicidas o pesticidas en los patios de los centros escolares de la ciudad de Torrelavega sin que hasta la fecha hayamos recibido una explicación.

El 23 de marzo registramos una denuncia dirigida a la alcaldesa en la que se pedía el nombre del herbicida con el que se riegan los patios de algunos los centros educativos, incluso mientras está jugando el alumnado en los recreos.

Hemos solicitado que se revise el protocolo de uso de plaguicidas en los recintos escolares y que se estudie por los servicios técnicos y sanitarios que asesoran al ayuntamiento la prohibición del uso de los plaguicidas en los recintos escolares del municipio.

Existe una amplia evidencia científica sobre los efectos para la salud infantil de la exposición a pesticidas. Esta evidencia no solo se refiera a la exposición a pesticidas por encima de los umbrales considerados seguros, e incluidos como tales en las normativas, sino también a la exposición a bajas dosis, en particular a pesticidas capaces de alterar el sistema hormonal, conocidos como disruptores endocrinos.

La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer, dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha incorporado el glifosato -principio activo del grupo de herbicidas más utilizado del mundo- a la lista de substancias probablemente carcinógenas para humanos. El glifosato es el herbicida más utilizado en agricultura y en los entornos urbanos (calles, plazas, jardines, cunetas, etc.).

La reducción de la exposición de los niños a pesticidas es una prioridad de las políticas de salud pública de la Unión Europea. La Estrategia Europea de Medio Ambiente y Salud (SCALE) tiene como objetivo general reducir en Europa las enfermedades que provocan los factores ambientales, con especial énfasis en los niños y señala que “los plaguicidas tienen probablemente un efecto sobre la situación inmunológica, la alteración de los procesos endocrinos, los trastornos neurotóxicos y el cáncer”.

La obligación de las empresas que contratan los ayuntamientos es cumplir con el Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre, por el que se establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios.

Esta ley llama la atención sobre una serie de espacios en los que se utilizan herbicidas/plaguicidas que denomina “grupos vulnerables”: los jardines existentes en los recintos o en las inmediaciones de colegios y guarderías infantiles, campos de juegos infantiles y centros de asistencia sanitaria, incluidas las residencias para ancianos.

Estas zonas tienen la consideración de zonas específicas y como tales, la autoridad competente debe velar porque se minimice o prohíba el uso de plaguicidas adoptándose medidas adecuadas de gestión del riesgo y concediendo prioridad al uso de productos fitosanitarios de bajo riesgo.

Existen numerosos métodos de lucha contra plagas y de control de malas hierbas que no contienen sustancias químicas tóxicas.

Por todo ello, demandamos una respuesta rápida y adecuada por parte de las autoridades municipales.




Visitantes conectados: 669