Denuncian la pasividad municipal en la retirada del amianto

Espartal-Ecologistas en Acción de Valdemoro ha denunciado ante la Fiscalía de Medio Ambiente de Madrid la grave situación de riesgo provocada por el persistente abandono de fibrocemento en la localidad.

La organización ecologista ha puesto en conocimiento del Fiscal de Medio Ambiente, Antonio Vercher, la desidia del gobierno local a la hora de gestionar la retirada del fibrocemento que contamina diversos puntos de la localidad. Estos focos de material potencialmente cancerígeno fueron denunciados a lo largo del pasado año tanto al Ayuntamiento de Valdemoro como a la Comunidad de Madrid.

A pesar del plazo transcurrido -superior a los 12 meses en algunos casos- estos se mantienen intactos, lo que representa un riesgo inaceptable para la salud pública por su proximidad a espacios tan frecuentados como la estación de Cercanías-Renfe. Mientras tanto la asociación ecologista alerta de la aparición y destrucción de nuevos restos de amianto en otros parajes del término municipal.

En su escrito exponen al Fiscal que durante 2014 han denunciado los hechos ante instancias como la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, la Concejalía de Medio Ambiente y el SEPRONA, con resultados que juzgan insatisfactorios considerando la extrema toxicidad de este producto hoy fuera de control.

Si bien el consistorio inicialmente se vio obligado a emitir decretos para gestionar la retirada este peligroso material, la ausencia de avances en la solución del problema está evidenciando –según sostienen- una clara negligencia institucional. En su escrito manifiestan que no es esperable una retirada completa del fibrocemento a medio plazo, ni tan siquiera que se concluya la iniciada en su día. Para la asociación ecologista resulta, con todo, más llamativa la opacidad de la Comunidad de Madrid, que no ha dado respuesta -desde el Área de Disciplina Ambiental- a ninguno de los numerosos requerimientos presentados en los últimos 14 meses.

En su denuncia al Fiscal enumeran cuatro focos irresueltos con presencia de amianto, cuya peligrosidad aumenta si se encuentra -como así es en todos los casos- deteriorado y roto:

- Polígono La Postura. En diciembre de 2014 tuvo lugar la intervención de operarios de una empresa especializada, que procedieron a retirar parte del fibrocemento destruido en las instalaciones de la desaparecida empresa Bittal Equipamientos. Sin embargo, a finales del presente abril sigue intacta una fracción muy importante de ruinas y escombros. Entre ellos, y a escasos metros de la Avda. de la Cruz, se acumula una gran cantidad de placas rotas de fibrocemento.

- Fundiciones Ros. Las placas y fragmentos de uralita llevan más de 9 meses abandonados y solo separados del camino público anexo por una valla metálica instalada tras la denuncia. Apenas 100 metros distan entre las ruinas de la desmantelada planta y la estación de cercanías de Valdemoro, que es utilizada a diario por miles de usuarios.

- Los Yesares. La situación de los residuos persiste a pesar de haber transcurrido 11 meses desde que fue puesta en conocimiento de las administraciones. Ni siquiera se han adoptado medidas precautorias como el vallado o una adecuada señalización informativa por el riesgo que suponen para la salud pública.

- Ermita de Santiago. En la primavera de 2012 se denunció ante la Concejalía de Medio Ambiente el abandono de tubos de fibrocemento junto al arroyo. Juan Pedro Frontelo, Jefe de Parques y Jardines, y Roberto Sánchez, Jefe de Mantenimiento Urbano, respondían en mayo: “se dará traslado al departamento de sanciones para que se proceda a la tramitación del correspondiente expediente y su posterior retirada”. Tres años después de la anunciada retirada los residuos permanecen allí, contaminando el entorno. De ello se informa al Fiscal, dado que la pasividad de los responsables municipales posibilitó su destrucción por la acción imprudente de posteriores visitantes.

Prueba de la dejadez del equipo de gobierno dirigido por los señores David Conde y Manuel Salguero –afirman- ha sido su rechazo a aprobar un plan para inventariar todo el amianto instalado en Valdemoro, una iniciativa sugerida de forma insistente por la asociación ecologista.

Espartal-Ecologistas en Acción de Valdemoro informa finalmente que coincidiendo con su denuncia al Fiscal han sido localizados dos nuevos emplazamientos con amianto deteriorado. Uno de ellos se sitúa en El Caracol, en una antigua finca cercana al parque público del mismo nombre y a los colegios “Juncarejo” y “Nuestra Señora”. El otro punto identificado se ubica en las inmediaciones del vertedero ilegal de Blancares, cuyo caótico estado ya denunciaron en febrero y respecto del cual los responsables municipales mantienen un significativo silencio.




Visitantes conectados: 425