Pedimos el amparo del Defensor del Pueblo

Sr. Defensor del Pueblo Andaluz

Joaquín Paloma Vega y Juan Clavero Salvador, coordinador y secretario de urbanismo respectivamente de Ecologistas en Acción de El Puerto de Santa María, en relación con la queja Ref. 05/1071, por la campaña de acoso que venimos sufriendo los ecologistas en El Puerto fomentada, cuando no directamente organizada, por el Sr. Alcalde, le informamos de nuevos episodios de la misma:

1. Desalojo de sede social de Ecologistas en Acción:

El Alcalde ha venido en los últimos meses anunciando que va a proceder a expulsar a Ecologistas en Acción de su sede social, ubicada en un bodegón de la Plaza de Toros, lo que no es más que una nueva escalada de la campaña de represalias que ha emprendido el alcalde portuense contra un colectivo que viene desarrollando una amplia actividad en defensa de los terrenos forestales y contra la especulación urbanística.

Ahora nos quiere echar de un local que nos fue cedido, por acuerdo de la Comisión de Gobierno del Ayuntamiento en 1989 en precario y en estado ruinoso, para la realización de actividades medioambientales y mientras no lo necesitara el Ayuntamiento para otro uso. Nosotros rehabilitamos el local, con un coste de 1.500.000 pesetas de entonces, para adaptarlo a unas condiciones de habitabilidad de las que carecía. En estos 16 años hemos desarrollado multitud de actividades abiertas a todos los ciudadanos (charlas, cursos, exposiciones, talleres, organización de rutas y campamentos...), habiéndose convertido este local en un punto de referencia de las actividades en defensa de la naturaleza y de educación ambiental.

Ecologistas en Acción ha manifestado al alcalde (Anexo 1) que éste es un local público y que debe dedicarse a usos de interés general. Le hemos expuesto las múltiples actividades que desarrollamos en el mismo y los servicios que prestamos a los ciudadanos, atendiendo multitud de consultas, seguramente muchas más que la concejalía de Desarrollo Sostenible. El alcalde nos aseguró que el desalojo era necesario para instalar un Museo Taurino, pero no dejó claro por qué no se podía instalar dicho museo en otro de lo muchos bodegones que tiene ya a su disposición el Ayuntamiento, en estado bastante lamentable y en los que hay talleres fuera de toda reglamentación laboral y sanitaria, y que necesitan de una urgente restauración. Lo lógico sería trasladar estos talleres a una nave digna del polígono industrial, y rehabilitar los bodegones para actividades de interés social y cultural. También se podría indicar que hay bodegones que se utilizan como garaje, uno para el coche del alcalde, otro del guarda de la Plaza y otro, incluso, lo usa un particular para guardar su coche. No sería lógico desalojar a una entidad ciudadana sin ánimo de lucro -perteneciente a una organización estatal declarada de ‘Utilidad Pública’ y que ha sido galardonada con el Premio Nacional de Medio Ambiente-, que viene trabajando por el interés de nuestro municipio, para que se terminen instalando en los bodegones tiendas o bares, lo que supondría una privatización de los mismos.

El pasado 25 de agosto, en la única reunión que ha mantenido el alcalde con Ecologistas en Acción en los 14 años que lleva en la alcaldía (se niega sistemáticamente a recibirnos) nos convocó para informarnos que teníamos que desalojar el local, y que este traslado no era un desalojo forzoso, que se tomaba sin ánimo de represalia; también nos dijo que no iba a darnos ningún ultimátum, pero que para principios del año que viene quería todos los bodegones libres. Tras nuestras explicaciones sobre el servicio público que realizamos y la existencia de otros bodegones que no están utilizados o se usan como almacenes o talleres municipales insalubres, terminó reconociendo que era una ‘decisión política’. Nosotros respondimos que no comprendíamos el por qué de esta ‘decisión política’ de desalojarnos los primeros, sin tener conocimiento del proyecto, ya que existe la posibilidad de que posteriormente no se necesiten todos los bodegones para actividades de ‘interés público’. El alcalde se ha negado a hacer público el proyecto de reforma de la Plaza de Toros (Anexo 2).

A los pocos días recibimos su ultimátum, dándonos un mes para desalojar el bodegón, a sabiendas que es imposible hacerlo en este plazo (Anexo 3). Nosotros somos una ONG, todos trabajamos en la asociación en nuestro tiempo libre, y por tanto no disponemos de tiempo ni de recursos económicos para hacer una mudanza de esta envergadura en ese plazo. El alcalde nos ha ofrecido un nuevo local, en una barriada apartada, lo que dificultará la participación ciudadana en nuestras actividades. Hay que insistir que nuestra sede social no es un local para nosotros, sino un local donde se realiza un servicio público de información y organización de actividades medioambientales en las que, sólo en la última década, han participado más de 5.000 personas. Pero lo más lamentable es que este local, ubicado en la barriada del Tejar, había sido solicitado por al AA.VV. Ronda de la Victoria, de esta barriada, por ANDAD, asociación de lucha contra la drogadicción, y se le había ofrecido hace escasas fechas a la Asociación de Lucha contra el Cáncer. Ahora se les dice que no tendrán el local por ‘una decisión política del alcalde, que se lo da a los ecologistas porque gritan mucho’. Nosotros le hemos informado a estas asociaciones que no nos trasladaremos a ese local en estas condiciones hasta que no se resuelva el problema de locales a estas entidades; no deseamos ser okupas legales en casa de nadie, no deseamos participar en la creación de un clima de enfrentamiento entre asociaciones que perseguimos un mismo fin social.

El alcalde también se comprometió a firmar un convenio por el que se institucionalizaba la cesión del local que sea sede de Ecologistas en Acción, pues le planteamos que si se usa un local público es para dar un servicio público (no se puede decir lo mismo de todos los locales cedidos a entidades en nuestra ciudad). El alcalde estuvo de acuerdo en la firma del convenio, pero nos ha ordenado desalojar sin tener por escrito en qué condiciones se cede el nuevo local.

Ecologistas en Acción entiende que el Ayuntamiento tiene que facilitar locales gratuitos dignos a las distintas entidades sociales sin ánimo de lucro que trabajan en nuestra ciudad. El Ayuntamiento dispone de dos edificios en el centro de la ciudad sin uso alguno por lo que hemos propuesto al alcalde y al pleno del Ayuntamiento (anexo 1 y 4) que el edificio del Colegio San Agustín (hay otros inmuebles sin uso en el centro, como La Pescadería o bodegas, que al igual que se están utilizando como almacenes podrían tener estos usos públicos en un entorno arquitectónico inmejorable, poniéndolas en valor), se habilite como Centro Cívico, donde puedan contar con locales las asociaciones de nuestra ciudad que así lo requieran. Se podrían llegar a un acuerdo, plasmado en forma de convenio, mediante el cual se cediera el uso de los diferentes locales a cambio de concretar el desarrollo de programas multiculturales (astronomía, teatro, senderismo, ecología, música, tertulias literarias,...) en este Centro Cívico, y que serviría, además, para la revitalización del centro de la ciudad, redundando en el enriquecimiento de la cultura y el bienestar de todos los ciudadanos de El Puerto. En su respuesta el alcalde asegura que esta propuesta “no merece mi atención’.

Ecologistas en Acción solicitó información a la Consejería de Turismo sobre el Museo Taurino que argumenta el alcalde para desalojarnos de nuestra sede social. La respuesta del Delegado de esta Consejería en Cádiz (anexo 5) indica que ellos no han escogido ese local, y que el plazo de ejecución del Museo es el 30 de septiembre próximos, por lo que ya es imposible ejecutarlo. Además, nos ofreció personarnos en el expediente, en el que pudimos comprobar como el proyecto presentado por el Ayuntamiento para su financiación por esa Consejería aparece ubicado en los bodegones de la parte izquierda (al otro lado del nuestro), incluyéndose fotografía de estos bodegones e indicándose que son los que se han utilizado hasta ahora como talleres municipales. Para nada se menciona el local de Ecologistas en Acción. Por tanto la necesidad de contar con nuestro local para instalar el Museo Taurino es totalmente falsa.

Ecologistas en Acción llevó este tema al Pleno del Ayuntamiento del pasado 16 (Anexo 4), el alcalde por toda respuesta dijo que no pensaba responder más a los ecologistas. En esta intervención informamos a los señores concejales de que el plazo de ejecución del Museo Taurino estaba a punto de expirar, y que por tanto no se nos acusara de obstaculizar el centro de interpretación. La subvención de 17.700€ de la Consejería de Turismo está aprobada desde el 1-12-04, y no se ha planteado el desalojo hasta últimos de agosto, cuando el plazo de ejecución termina el 30 de septiembre. Después del pleno, el martes 20, el alcalde han remitido escrito a la Delegación de Turismo solicitando una prorroga hasta agosto de 2006 y culpando del retraso a “inquilinos que no pertenecen al Ayuntamiento” ¿se refiere a Ecologistas en Acción?

2. Querellas, libertad de expresión y convenio propuesto:

Además, el alcalde en esta primera y única reunión se comprometió a tratar diversos temas de mutuo interés en próximas reuniones (puso un plazo de una semana). Habiendo trascurrido ya casi un mes, no hemos recibido convocatoria alguna relacionada con los compromisos a los que se llegó en dicha reunión. La única notificación que hemos recibido es la mencionada orden de desalojo de nuestra sede.

Los temas y compromisos a los que llegamos en dicha reunión, fueron los siguientes:

- Querella de APEMSA: el alcalde se comprometió a convocar una reunión con la presencia de responsables y técnicos de APEMSA para la semana siguiente.

- Cartel ‘No más arboledas perdidas’: el alcalde insistió que ha prohibido su exhibición en locales municipales por su falta de veracidad, sin aportar ninguna prueba concreta, y se comprometió también a convocar una reunión con técnicos del equipo redactor del PGMO para la semana siguiente.

- Convenio urbanístico con Ecologistas en Acción: el alcalde nos ha asegurado reiteradas veces que nos recibiría para tratar esta propuesta.

Hace mas de siete meses que lo presentamos -el 1 de febrero-, y no hemos tenido contestación oficial alguna; por el contrario, los convenios propuestos por los promotores urbanísticos se han tramitado con la máxima diligencia.

3. Nueva campaña de acoso

Miembros de Ecologistas en Acción sorprendieron en la noche del 15 al 16 pasados a vecinos de la urbanización ilegal del Pinar de Coig poniendo carteles en diversas zonas de la ciudad, con ataques a Ecologistas en Acción y a partidos de la oposición. Una vez avisada la Policía Nacional se personó en el lugar una unidad que procedió a identificar a los responsables, entre los que se encontraba Miguel Salas, presidente de la Asociación de vecinos del Pinar de Coig. Poco después se sorprendió a otros grupo, este en la Plaza del Polvorista, por lo que se avisó a una pareja de la Policía Local que pasaba por allí. Entre los miembros de este segundo grupo, que había llenado de carteles la plaza y la puerta del Ayuntamiento, se encontraba Francisco Javier de Paula, secretario de esta misma asociación.

Ecologistas en Acción entiende que cualquier crítica es legítima, pero no los ataques personales ni las campañas de desprestigio y acoso contra personas que sólo demandan el cumplimiento de la legalidad. En uno de los carteles aparece una foto de Juan Clavero, intentando ridiculizarlo, e indicando la barriada donde vive. Hay que recordar que el pasado mes de marzo, de forma parecida a esta, se colocaron carteles en diversas zonas de la ciudad con fotografías de la casa de Juan Clavero anunciando que ‘Olía a gasoil’, amenaza que llevó incluso a la Subdelegación del Gobierno a disponer un servicio de vigilancia de la vivienda del ecologista.

Esta campaña era una maniobra para intentar paralizar la Comisión de Investigación sobre las urbanizaciones ilegales que se iba a votar en el Pleno del viernes 16. No deja de ser curioso que se ataque a los que nunca hemos perseguido a estos vecinos -nosotros hemos denunciado al alcalde, al concejal de urbanismo y al promotor que vendió las parcelas- y se defienda a estos cargos públicos que les han mentido y, ahora, denunciado en los juzgados, y a sr. Pinto que los ha estafado vendiéndoles parcelas en zona verde. Es evidente que el alcalde y el concejal de urbanismo -quien se reúne de forma asidua con los responsables de esta sucia campaña- están utilizando a estos vecinos como comando de acción directa contra los ecologistas y todos los que se atrevan a investigar y denunciar las múltiples ilegalidades urbanísticas que ese están cometiendo en nuestro municipio. Los miembros de Ecologista en Acción que descubrieron estos hechos -entre ellos, el coordinador local Joaquín Paloma y el propio Juan Clavero, interpusieron una denuncia en la comisaría de la Policía Nacional, haciendo indicar que hacemos responsables a estos señores de cualquier ‘perjuicio’ que podamos sufrir nosotros, nuestras familias o nuestros bienes.

En el mencionado Pleno se volvieron a vivir escenas propias de dictaduras bananeras. Un grupo de vecinos de este núcleo ilegal del Pinar de Coig insultaron y amenazaron gravemente a concejales de la oposición, que proponían esta Comisión de Investigación, y a los representantes ecologistas presentes en la sala, llegando incluso a intentar agredir a Juan Clavero y a Joaquín Paloma. Todo ante la absoluta pasividad del alcalde, que llegó a arengar al violento grupo contra los portavoces de IU y PP y contra los ecologistas. Al final, el Pleno aprobó la constitución de dicha Comisión de Investigación en medio de una fuerte bronca.

Se adjunta amplio dossier de prensa sobre estos hechos (Anexo 6)

Por todo lo expuesto solicitamos el amparo del Defensor de Pueblo para que no se consume una medida represiva que atenta contra la liberta de expresión y asociación, como es el clausurar la sede social de Ecologistas en Acción sin que el Ayuntamiento haya acreditado la necesidad de contar con ese local para un uso de mayor interés público. También pedimos amparo ante la campaña de acoso, insultos y amenazas que seguimos sufriendo, ahora con autores claramente identificados, entre los que se encuentra, como director de orquesta, el propio alcalde de El Puerto




Visitantes conectados: 481