Impacto ambiental favorable a la explotación de carbón a cielo abierto en Pola de Gordón

En la sesión de la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo celebrada el jueves 28 de mayo ha sido aprobado, con el único voto en contra de Ecologistas en Acción de la provincia de León, el “informe propuesta de declaración de impacto ambiental del proyecto de explotación de carbón a cielo abierto “ampliación Corta Pastora” y plazas de interior existentes, en el término municipal de La Pola de Gordón, promovido por la Sociedad Anónima Hullera Vasco Leonesa”.

Se ha informado favorablemente la ampliación de un desmonte que, en parte, ya se había ejecutado en el año 2011. Así lo denunció esta asociación en octubre de 2013, solicitando la paralización de la corta y la apertura del correspondiente expediente sancionador.

La explotación minera de carbón a cielo abierto “Corta Pastora” afecta a más de 800 hectáreas y, aunque cuenta desde su inicio en 1980 con distintas resoluciones favorables de la Junta, no ha sido sometida a la legislación vigente:

  • En materia de Medio Ambiente no cuenta con licencia ambiental ni ha sido sometida, hasta el momento presente, a evaluación de impacto ambiental, a pesar de que ya la primera ampliación de la corta, que fue aprobada en 1988 debería haberse evaluado de acuerdo con el RD 1302/1986, de Evaluación de Impacto.
  • En materia de Aguas la actividad se viene realizando sin permisos de la CHD en cuanto a captaciones, vertidos y actuaciones sobre el dominio público hidráulico.
  • En materia de Montes carece de autorización de uso privativo en los montes de utilidad pública que están directamente afectados (una decena, en los municipios de Pola de Gordón, Vegacervera y Matallana de Torío) en contra de lo dispuesto en Ley de Montes de CyL.
  • En materia de Urbanismo la actividad de la corta se ha venido desarrollando en suelo rústico sin que se haya otorgado previamente Autorización de Uso Excepcional.

O sea, durante más de treinta años la explotación de carbón a cielo abierto “Corta Pastora” se ha realizado al margen de la ley. Es decir, las sucesivas ampliaciones de la corta, incluso la que ahora se informa, se han desarrollado sin que exista la certeza de que se hayan aplicado las medidas correctoras necesarias para atenuar el impacto de esta explotación minera.

La corta tiene y ha tenido un impacto crítico sobre el patrimonio natural y cultural y así lo hemos reiterado en nuestro voto particular:

La explotación de carbón a cielo abierto es incompatible con los valores del espacio “Reserva de la Biosfera del Alto Bernesga” siendo significativo el progresivo acantonamiento que sufre el “Faedo de Ciñera”. Especial mención requiere el carácter de corredor interpoblacional para el Oso Pardo de la Reserva de la Biosfera del Alto Bernesga, dentro de la cual el municipio de Pola de Gordón participa en el Proyecto Life + “CORREDORES OSO”, financiado en un 75% con fondos de la Unión Europea. Además, la corta se encuentra muy próxima al espacio natural “Hoces de Vegacervera”, espacio incluido en la Red Natura 2000 y su ampliación afecta de forma directa a hábitats de interés comunitario, así como a diversos endemismos cantábricos y orocantábricos. En el mismo sentido, hay que destacar negativamente el avance del cielo abierto hacia montes de utilidad pública de Orzonaga, una localidad que está intentando poner en valor su valioso patrimonio natural.

No obstante, según los informes técnicos no existen afecciones “que pudieran causar perjuicio a la integridad de cualquier lugar incluido en la Red Natura 2000, siempre y cuando se cumplan todas y cada una de las medidas preventivas y correctoras incluidas en el Estudio de Impacto Ambiental y Plan de Restauración. Dada la situación económica de la empresa, en concurso de acreedores por una deuda de 50 millones de euros, nos preguntamos: ¿quién sufragará el Plan de Restauración?.

En cuanto al patrimonio cultural, el estudio aprobado integra “el proyecto de ejecución de traslado y nueva instalación del castillete del pozo Ibarra” o lo que es lo mismo la fragmentación y descontextualización del elemento más valioso del “Conjunto Industrial del Pozo de Ibarra”, que está declarado Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de Conjunto Etnológico. La declaración, vigente a día de hoy, protege el conjunto de las edificaciones que se encuentran dentro del paraje delimitado, así como el suelo y el subsuelo.

Esta asociación entiende que a pesar de las resoluciones favorables del Director General de Patrimonio y del Delegado Territorial, mientras no se modifique la declaración del BIC, el Conjunto Industrial del Pozo de Ibarra deberá respetarse en los precisos términos que recoge su declaración.

Por todo ello, Ecologistas en Acción ha advertido que recurrirá futuras autorizaciones que se fundamenten en la DIA favorable que se otorgue, reservándose el derecho de denunciar a los responsables de la manera que considere oportuna.




Visitantes conectados: 484