Alegaciones al Plan hidrológico de la demarcación Miño-Sil

Ecologistas en Acción de la provincia de León ha presentado alegaciones al plan hidrológico 2015- 2021 de la parte española de la demarcación hidrográfica Miño-Sil. La planificación afecta a la comarca del Bierzo.

Consideran que el Plan no debería aprobarse en la forma en que actualmente está redactado pues su aplicación supondría otro ejemplo de gestión irresponsable de los recursos naturales.

La organización ecologista rechaza el plan por los motivos que se resumen a continuación:

  • Indefinición de las medidas programadas. El proceso de participación pública no puede considerarse válido puesto que el grado de detalle de las medidas programadas no permite evaluarlas correctamente.

    Hay que tener en cuenta que las medidas ejecutadas en el ciclo de planificación anterior han provocado la degradación de los ecosistemas fluviales y no su conservación, al consistir en encauzamientos presentados como proyectos de restauración ecológica.

  • Régimen insuficiente y arbitrario de caudales ecológicos. No se modifica respecto al anterior ciclo de planificación por lo que se mantiene la insólita cifra del 5% del caudal natural para todas y cada una de las masas de agua. Dicho criterio carece de todo fundamento científico técnico, por lo que en un gran número de casos su implantación es indiferente respecto a los objetivos de fijación. Además, su implantación no se exige en todas las concesiones, y no se controla en ninguna. Lo que resta la poca operatividad que pudieran tener en las condiciones antedichas.
  • Indefinición de los sistemas de explotación, asignación y reserva de recursos. Se mantiene la posibilidad de aumentar las demandas de agua y no se exigen procedimientos de adecuación para casos de exceso de consumo constatable, a pesar de que de que el propio Plan verifica la reducción de aportaciones de agua acontecida a lo largo del siglo XX y admite que dicha reducción se agravará por efecto del cambio climático.
  • Ambigüedad de las medidas de protección del dominio público hidráulico. La profusión de excepciones hace inviable la aplicación de las medidas de protección. Parece más fácil que ocurra cualquiera de las numerosas excepciones previstas que la situación normal a la que dichas excepciones pretenden complementar.
  • Indefinición y escasez de la figura de protección “Reservas Naturales Fluviales”. Dada la extensión de la cuenca, se plantea un número muy reducido de reservas, siete en concreto. Por ejemplo en la Comarca del Bierzo sólo se incluye la cabecera del río Burbia. Además, no se aportan criterios de gestión o protección específicos por lo que esta zonificación constituye una figura vacía de contenido.

En resumidas cuentas el Plan es una mera continuación del anterior, cuya aplicación ha agravado el estado de las masas de agua, por lo que la nueva planificación derivará en el incumplimiento de la Directiva Marco del Agua y las correspondientes sanciones al Estado español.




Visitantes conectados: 484