Banderas Negras Andalucía 2015

  Sumario  

 Banderas Negras 2015

La campaña, nacida en 1999, es una denuncia pública de aquellas playas o tramos de litoral que sufren vertidos contaminantes, agresiones urbanísticas o cualquier otra actuación que ocasione una pérdida de calidad ambiental del litoral.

Los objetivos de “Banderas Negras” son:

  • Dar una información rigurosa a los andaluces, y a todos los usuarios de las playas, del estado ecológico en que se encuentran éstas.
  • Requerir a Ayuntamientos, resto de las Administraciones y a empresas, para que contribuyan al saneamiento de las playas y pongan fin a la degradación ambiental del litoral.

La campaña, nacida en 1999, es una denuncia pública de aquellas playas o tramos de litoral que sufren vertidos contaminantes, agresiones urbanísticas o cualquiera otra actuación que ocasione una pérdida de calidad ambiental del litoral.

Las dos calificaciones negativas otorgadas son:

  • Bandera Negra: Impactos de mayor gravedad (vertidos contaminantes y/o agresiones urbanísticas).
  • Punto Negro: Impactos significativos, pero de menor gravedad.

Los “galardones” concedidos por la Federación para la educación ambiental para Europa, conocidos como “Banderas Azules”, en cambio, carecen de cualquier credibilidad, se basan en meros aspectos turísticos y no evalúan con rigor el estado medioambiental de las playas.

Confiemos de nuevo en que estas "distinciones" de Banderas Negras y Puntos Negros se truequen en verdaderas Banderas Azules de aguas y arenas limpias y de un litoral ecológicamente saludable y libre de las agresiones urbanísticas para el año próximo.

Como hemos remarcado en otras ocasiones, a pesar de que en nuestro litoral las intensas corrientes y mareas reducen los riesgos sanitarios, hay que empezar a considerar y estudiar los efectos de la contaminación orgánica sobre los ecosistemas marinos y marismeños de cuya gran biodiversidad dependen los recursos pesqueros y la pervivencia de numerosas especies marinas.

Insistimos como en años anteriores en que es imprescindible un plan de prevención de la contaminación del litoral, que elimine cualquier vertido contaminante, tanto desde tierra como desde el mar, con indicadores precisos y evaluables de la calidad ambiental. Los principios de acción preventiva y de corrección de los atentados al medio ambiente, preferentemente en la fuente misma, contenidos en la Directiva Marco de Aguas, deben aplicarse con seriedad.

Novedades positivas frustradas:

- La aprobación por la Junta de Andalucía del Plan de Protección del Corredor Litoral de Andalucía.
 
La aprobación definitiva del Plan de Protección del Litoral por parte de la Junta de Andalucía ha frustrado el único intento de cambiar la política de promoción de la especulación urbanística promovida en las dos últimas décadas por los gobiernos centrales y de la Junta de Andalucía, y por la inmensa mayoría de los ayuntamientos, y que ha llevado a la ruina del país.

El Plan aprobado no sólo no ha ampliado y reforzado la insuficiente y limitada protección que proponía el Plan que se expuso a información pública, sino que se han eliminado muchas de las zonas que se incluían como protegidas, sin más justificación que las presiones de promotores urbanísticos y ayuntamientos.

Se siguen manteniendo como urbanizables millones de m2 para construir miles de viviendas innecesarias, en promociones fracasadas, incluyendo suelos embargados por entidades financieras que han terminado siendo costeados con dinero público y actualmente propiedad de la SAREB.

Si tenemos en el litoral un parque de 1.679.679 viviendas, con un incremento de 357.422 viviendas –un 27%- en la última década; si hay 224.178 vacías; si hay en el ámbito de los 500 metros 90 millones de metros cuadrados urbanizables y una previsión de 187.000 nuevas viviendas; y si ya era incomprensible que el Plan mantuviera la posibilidad de construir en esta franja de 500 metros 143.000 viviendas, no se entiende que se hayan eliminado protecciones y aumentado la posibilidad de urbanizar el litoral. Esta decisión política de la Consejería de MAyOT es un manifiesto disparate desde los puntos de vista económico, social y ambiental, que tendrá graves consecuencias en el futuro.

Además, el proceso de aprobación del Plan ha sido un ejemplo de desprecio a la participación ciudadana. No se ha contestado a las alegaciones y no se ha estimado prácticamente ninguna de las 138 alegaciones, todas muy justificadas y cargadas de sentido común, que presentó Ecologistas en Acción, que tenían como único objetivo proteger lo que queda de la costa sin urbanizar e impedir nuevas burbujas inmobiliarias que repitan el actual desastre socioeconómico y ambiental.

Novedades negativas:

- La persistencia en realimentar las playas con arena.

La Dirección de Costas, dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, repite año tras año la “regeneración de playas”: más movimientos de arena, más dragados, más desmontes de dunas para alimentar nuestras maltrechas playas, más inversiones inútiles,… y todo para que el año que viene, previsiblemente, se vuelva al lugar de partida. Nuestras playas han sido profundamente alteradas por la construcción de paseos marítimos, espigones, rellenos, dragados, construcciones en primera línea de playas, destrucción de cordones de dunas,… lo que ha motivado la pérdida progresiva de arena y la incapacidad para regenerarse de forma natural tras los temporales de invierno.

- El intento continuado en ocupar las playas con chiringuitos contemplado en el futuro Reglamento de la Ley de Costas.

El borrador del Reglamento prevé duplicar el espacio que ahora pueden ocupar, para disponer de hasta 300 metros de superficie en total, manteniendo lo ya construido y otorgando más permisos para ocupar la costa.

En el capítulo de ocupación del Dominio Público Marítimo terrestre y de sus zonas de servidumbre, las tendencias a la privatización de zonas de dominio público, en beneficio de ocupaciones eternas por construcciones residenciales y chiringuitos no han hecho más que agravarse. Ampliaciones de espacios ocupados por chiringuitos inmensos, con mayor cantidad de estructuras estables y autorizados a destajo por las Delegaciones Provinciales de la Consejería de Medio Ambiente, como un trámite rutinario que no contempla ni siquiera los riesgos que estas instalaciones pueden correr en una costa sometida a pérdidas de dunas y playas, en un contexto de cambio climático.

Ecologistas en Acción reitera su llamamiento a los ciudadanos que visitan y usan las maravillosas playas naturales que todavía quedan en nuestro litoral para que exijan de las instituciones responsables el respeto a estos maravillosos parajes. Hay que recordar que la sostenibilidad conlleva un uso y disfrute individual y colectivo de los recursos naturales guiado por el respeto a nuestro entorno, garantizando también su uso y disfrute para futuras generaciones.

Ecologistas en Acción pide también a la ciudadanía y al conjunto de los visitantes de nuestros espacios costeros que tenga una actitud responsable en el uso de los recursos que nos brinda nuestro privilegiado medio natural. Retirar las basuras a los contenedores más cercanos, respetar la vegetación y los pasos peatonales recomendados, no utilizar vehículos destructores en espacios tan frágiles,... en definitiva, procurar dejar inalterados los espacios que hemos utilizado, es algo fundamental para nuestros usos futuros.

ProvinciaBANDERAS NEGRASPUNTOS NEGROS
Almería
31
13
Cádiz
15
13
Granada
3
4
Huelva
5
12
Málaga
3
14
Total
57
56

Banderas Negras Andalucía 2015 by Ecologistas en Acción de Andalucía




Visitantes conectados: 429