Altos niveles de ozono en Teruel

Pese a que aún queda mucho verano la ciudad de Teruel ya ha superado con creces los niveles máximos de ozono recomendados por la O.M.S. para proteger la salud humana. Así mismo ha superado el límite legal, menos estricto, que establece la legislación europea para este contaminante sin que se sepa de medida alguna que haya tomado el Gobierno de Aragón para afrontar el problema.

El ozono troposférico (O3), o de las partes bajas de la atmósfera, es un contaminante secundario que se forma cuando otros contaminantes, por ejemplo óxidos de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles (COV), sufren una compleja serie de reacciones químicas, ayudados por la radiación solar, que hace elevar los niveles de este gas, a menudo en sitios alejados y del ámbito rural. Cuando el nivel de ozono es elevado se daña a la vegetación y se pone en riesgo la salud de los seres humanos a causa del elevado poder oxidante de este gas. El ozono afecta especialmente al sistema respiratorio provocando ataques de asma y haciendo que los pulmones tengan su capacidad defensiva disminuida ante alergias e infecciones.

La Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) recomienda, para proteger a los seres humanos, no superar los 100 microgramos/m3 al día en medias octohorarias (promedios calculados en bloques sucesivos de 8 horas), límite que ya ha sido superado en Teruel en 65 ocasiones en lo que va de año. En cuanto al límite legal vigente en la Unión Europea, menos exigente por motivos políticos, la normativa indica que no se deben superar los 120 microgramos/m3 (medias octohorarias) más de 25 veces al año. Sin embargo en la estación de Teruel, perteneciente a la Red Regional de Inmisión de Contaminantes Atmosféricos de Aragón (RRICAA), ya son 26 las veces que se ha superado el límite europeo y, teniendo en cuenta que la formación de ozono es favorecida por la radiación solar, es muy probable que este límite se supere en más ocasiones a lo largo de los más de dos meses que quedan de verano.

Se destaca así mismo, lejos ya de las normativas que no prevén todo, que Teruel lleva unos tres meses con niveles medios de ozono bastante altos (véase tabla adjunta) y que en los periodos de más contaminación (del día 3 al 9 de junio y del 25 de junio al 4 de julio) ha habido largos periodos horarios, y durante muchos días seguidos, en los que los niveles de ozono han sido bastante elevados sin que la mayoría de la población se haya enterado.

Ecologistas en Acción considera deplorable que el Gobierno de Aragón siga en su actitud habitual, que es la de no hacer nada, respecto a los frecuentes episodios de contaminación por ozono troposférico que sufre nuestro territorio. El gobierno de Aragón, que es quien tiene las competencias sobre la calidad del aire, ni siquiera ha elaborado los obligatorios planes de mejora a los que obliga la legislación europea cuando se sobrepasan ciertos límites, como pasa en Aragón respecto al ozono en años anteriores [1] . Así mismo tampoco se conocen estudios científicos patrocinados por la administración pública aragonesa que intenten averiguar el origen de los contaminantes precursores que provocan la contaminación por ozono en territorio aragonés. El resultado de todo ello es que la población aragonesa apenas se entera de los episodios de contaminación, como mucho a posteriori, y que se daña la salud de la población y de la vegetación, natural o cultivada, sin que el Gobierno de Aragón se digne en hacer algo para evitarlo.




Visitantes conectados: 312