Denuncian la tala de arbolado en la acequia de Valladolid

Ecologistas en Acción ha presentado el pasado mes de junio una denuncia ante el Ayuntamiento de Valladolid solicitando la incoación de procedimiento sancionador por infracción urbanística muy grave y de restauración de la legalidad al comprobar que en los meses de mayo y junio se han venido produciendo talas de numerosos árboles en varios tramos de los canales-acequia del paraje conocido como Acequia de Valladolid, entre la Cañada Real y la carretera del Pinar de Antequera.

Esta tala masiva de árboles de ribera contraviene radicalmente diversas normas de protección urbanística.

En primer, vulnera lo establecido en las Directrices de Ordenación Territorial de Valladolid y Entorno (DOTVAENT), norma que establece la configuración de esta zona de acequias del Canal del Duero donde se han producido las talas como Área de Singular Valor Ecológico (ASVE) y clasificándolas como Suelo Rústico con Protección Natural. En su artículo 3.4 a), de aplicación plena en este caso, establecen que los usos permitidos dentro de las ASVE se limitarán a los de mantenimiento, conservación y puesta en valor de las propias áreas, en función de sus características peculiares y en correspondencia con lo establecido en el artículo 4.2 a) de las DOTVAENT que prevé como una de las directrices en el régimen de protección de las riberas que sean ASVE la de asegurar el mantenimiento de la vegetación riparia (de ribera), de forma que se conserven o recuperen las condiciones de “continuidad espacial de la ribera como faja territorial con su vegetación asociada” y la “conectividad, entendida como interconexión entre cauce y ribera”.

En segundo lugar, el PGOU de Valladolid, norma urbanística en la que también se consideran a las riberas del Pisuerga a su paso por Valladolid como ASVE y Suelo Rústico con Protección Natural, figurando en su artículo 290.3 f) expresamente como uso prohibido en esta clase de suelo la tala de árboles, salvo para actividades de silvicultura (lo que evidentemente no es el caso de la tala denunciada). Y el artículo 290.4 señala que se defenderá el arbolado existente y que los bordes de los canales y arroyos deben mantenerse en buenas condiciones de salubridad y conservar los importantes recursos paisajísticos de su arbolado e itinerarios asociados, que deberán potenciarse.

Para Ecologistas en Acción, este tipo de actuaciones, que no responden a criterios ambientales ni respetan la normativa, provocan que Valladolid esté perdiendo su valioso bosque de ribera, favorecedor de un microclima fresco en verano que proporciona biodiversidad y belleza a la ciudad y da bienestar a los ciudadanos.




Visitantes conectados: 446