Incertidumbre y miedo sobre los riesgos de las emisiones del incendio de RMD

Ecologistas en Acción considera una irresponsabilidad que Protección civil, dependiente de la Junta, haya rebajado al nivel 1 la alerta, cuando el foco del fuego sigue, y lo hará durante varios días, emitiendo una columna inmensa e intensa de humos muy tóxicos que dependiendo de la dirección y velocidad del viento puede invadir algún pueblo cercano atentando seriamente contra la salud de los habitantes. No es de recibo conformarse con decir que allí donde se dirija el viento se metan en sus casas y cierren las ventanas.

Echamos de menos una información más directa a los posibles núcleos afectados, para su tranquilidad, pero basada en información cierta y no edulcorada tendente simplemente a tranquilizar sin más, manipulando la realidad. Hemos comprobado sobre el terreno que los pueblos aledaños a la fábrica están muy intranquilos: los vecinos están muy preocupados por su salud y por la afección a sus cultivos cuando precipiten las inmisiones.

La población no se cree lo que les dice Protección Civil cuando llaman, por ejemplo a la población de Antimio de Abajo, que llama para quejarse del olor a goma y del picor en los ojos, les dicen que los humos no son contaminantes. Con mentiras tan evidentes no se tranquiliza a la población sino que se crea mayor alarma.

Es de reseñar que, independientemente del grado de alerta emitido por Protección Civil, la población sensible: niños, ancianos, mujeres gestantes y enfermos con dolencias respiratorias o cardiovasculares, pueden verse afectada por la contaminación atmosférica.

Además, Ecologistas en Acción ha solicitado esta mañana, a la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de León que informe a la población leonesa sobre las medidas a adoptar respecto al riesgo para la salud de los gases de la combustión de la planta de RMD, que ya forman una “boina” tóxica sobre la capital.




Visitantes conectados: 410