La Junta no muestra preocupación por la extinción del lobo

La administración regional apoya así la solicitud del pasado 13 de marzo en la que 16 ong´s conservacionistas hispano-portuguesas requerían una batería de medidas para esa especie, destacando la correcta catalogación “En Peligro de Extinción” para Andalucía. Pasados 6 meses sin respuesta administrativa, la solicitud se considera legalmente estimada.

Ecologistas en Acción de Andalucía "felicita" en nombre de todos los colectivos y organizaciones hispano-lusas firmantes del documento registrado el pasado 13 de marzo a la CMAOT y especialmente al Director General del Medio Natural, Javier Madrid, a quien debía dirigirse el documento según el procedimiento.

No pasa inadvertido para esta Organización que sea este cargo político una de las figuras más directamente relacionadas con el incumplimiento jurídico que la administración venía perpetrando al no catalogar adecuadamente al Lobo ibérico (Canis lupus) según sus requerimientos y precario estado poblacional. Su reiterada negativa y la negativa de la propia CMAOT ante las demandas históricas ciudadanas, está siendo estudiada por los servicios jurídicos de Ecologistas en Acción de cara a interponer denuncia penal por un posible delito de prevaricación administrativa. Se puede concluir por tanto que la estimación de la catalogación solicitada por las 16 ONG ha sido producto del desconocimiento o la falta de celo de la administración para con su propia normativa ambiental al dejar pasar el plazo sin contestar a los solicitantes, una cuestión que el Decreto 23/2012 de 14 de marzo por el que se regula la conservación y el uso sostenible de la flora y la fauna silvestres y sus hábitats, resuelve en su artículo 40.2 de la siguiente forma:

“… La Dirección General competente en materia de conservación de la flora y la fauna silvestres, una vez valorada la solicitud, notificará su decisión sobre la iniciación o no del procedimiento de forma motivada al solicitante en el plazo máximo de seis meses desde la fecha de recepción de la solicitud en la Dirección General, poniendo fin a la vía administrativa. Transcurrido dicho plazo sin haberse notificado resolución expresa, se entenderá estimada su petición…”.

Ecologistas en Acción de Andalucía, sin embargo, va a dirigir escrito al sr. Consejero de la CMAOT para que de forma inmediata y mediante Orden, proceda a incluir y publicar en boletín oficial al Lobo Ibérico dentro de la categoría “En Peligro “ tal y como establece la propia norma para estos casos (art. 40.5). De no cumplir con lo establecido, Ecologistas en Acción se reservará las acciones judiciales que estime oportunas para salvar de la extinción a esta importantísima especie en la salud de los ecosistemas. Así mismo, esta nueva catalogación requiere obligatoriamente de la redacción y puesta en marcha de un “Plan de Recuperación” que incluya garantías técnicas, jurídicas y económicas y que, de no ejecutarse, también serán objeto de las pertinentes denuncias ante los juzgados.

Ecologistas en Acción no va a permitir que la Junta de Andalucía siga mirando hacia otro lado en la correcta gestión de hábitats y espacios de los que la especie ha sido extinguida recientemente como consecuencia de los intereses sectoriales cinegéticos, amparados por políticos que no velan por el cumplimiento de la legislación en materia ambiental.

Los fuegos de artificio que intenta lanzar a la opinión pública con nuevas medidas de conservación o dinero europeo que les provea de aliados sociales interesados, no se sostendrán en el tiempo y no serán eficaces al no actuar sobre las verdaderas causas de este problema ambiental al que se enfrentan la sociedad andaluza: fragmentación del territorio mediante vallados cinegéticos, uso intensivo de una caza insostenible que condiciona el uso del territorio (publico y/o privado) y dispensa unos tremendos impactos a un patrimonio natural que, no debe olvidarse, siempre es de naturaleza pública. Elevadísimas e insostenibles cargas de herbívoros domésticos y silvestres, estos últimos imposibles de gestionar adecuadamente sin el concurso de los componentes naturales de la biodiversidad, incluidos grandes carnívoros como los lobos, y en definitiva, exterminio legal e ilegal de especies clave para los ecosistemas, que se salda con escasísimas y ridículas sanciones que rara vez son penales por la total falta de vigilancia y control sobre las fincas. Dado el panorama de desgobierno en los espacios naturales donde la caza mayor y los vallados se imponen por voluntad de unos pocos, Ecologistas en Acción ya avisa que a la extinción del lobo le seguirán otras, si como es de temer, los jueces no lo remedian.




Visitantes conectados: 435