La Junta insiste en manipular la preocupante realidad del lobo en Andalucía

Ecologistas en Acción considera lamentable el esfuerzo de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio (CMAOT) por desviar la atención ante las causas del declive de la especie en Sierra Morena y exige al consejero que proceda a publicar su nueva catalogación como En Peligro de Extinción.

Ecologistas en Acción de Andalucía ha registrado en el día de hoy solicitud dirigida al actual consejero de la CMAOT, José Fiscal, para que proceda de inmediato y mediante Orden a publicar la nueva catalogación del lobo ibérico En peligro de Extinción en Andalucía, producida a raíz del silencio administrativo de la propia administración que dirige ante la petición de 16 ONG el pasado mes de marzo.

Así mismo, la organización ecologista manifiesta su indignación por la manipulación política e informativa que esa Consejería está llevando a cabo con la situación de la especie al pretender presentar unas falsas soluciones para el problema ambiental que ella misma ha creado. Y lo hace apostando de nuevo por un modelo cinegético intensivo que ha impuesto en las sierras andaluzas el sector cinegético, abanderado por los grandes propietarios de fincas, y al que se empeña en apoyar aún siendo responsable de la desaparición de una especie emblemática como es el lobo ibérico.

Tras 30 años de ser considerada especie protegida, el balance de la gestión de la Junta es el peor momento poblacional del cánido. Para maquillar esta realidad presentará este miércoles 23 de septiembre lo que publicita como segundo Plan de Recuperación que incluirá nuevas medidas de conservación. También informará sobre un proyecto Life de Comunicación y algunas novedades del estudio de seguimiento.

Ecologistas en Acción advierte que nunca ha existido un Plan de Recuperación como se anuncia dado que esos planes se restringen a especies catalogadas En Peligro, algo a lo que la Junta se viene oponiendo incluso contraviniendo su propia legislación. Ninguna medida dará resultados si la especie no se cataloga correctamente y por tanto se le confieren instrumentos legales, técnicos y económicos suficientes para sacarla del atolladero. La administración pública es consciente de que ello implicaría aplicar las leyes ambientales en grandes latifundios que desde hace décadas funcionan con sus propias normas al margen de aquellas. No serán esas medidas legales las que presente a bombo y platillo el próximo miércoles sino pequeños cambios que harán que en realidad nada cambie.

El Proyecto Life que también será presentado en la Casa Rosa, un proyecto de Comunicación, no de Conservación, es la herramienta que la Junta de Andalucía ha dispuesto para granjearse el apoyo de algunos colectivos sociales. Ecologistas en Acción considera que no es precisamente la herramienta más urgente para intentar salvar al lobo de la extinción, sino las medidas contundentes que ya trasladaron las 16 ONG en marzo, y cuya financiación debería buscarse en presupuestos internos. Unos gastos públicos generados por propietarios privados a los que se arropa desde la Junta sin cortapisas.

Por último señalar que los datos que pueda presentar la Junta de Andalucía en relación a nuevas evidencias de presencia de lobos en Sierra Morena, son irrelevantes desde el punto de vista de su viabilidad poblacional. Ni siquiera es posible aseverar sin estudios genéticos complejos que lo que pretenden vender como lobos no sean más que los últimos restos hibridados de algunos ejemplares ilocalizados.




Visitantes conectados: 519