Doñana no puede ser un basurero

Cientos de botellas y vasos de plástico tirados en la playa de Doñana el sábado 19 de septiembre, durante la sexta edición del Desafío Doñana, han quedado a merced del viento y las mareas que, varios días después los han dispersado y diseminado en su mayoría por el litoral y el Espacio Protegido de Doñana. Participaron más de 700 triatletas en este evento deportivo organizado por la Consejería de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía: un triatlón cuyo tramo final consistió en un recorrido por la playa del Parque Nacional de Doñana, donde los participantes eran abastecidos de botellas de agua y vasos para refrescar los 30 kilómetros de carrera por la playa.

Ecologistas en Acción está a favor de las actividades deportivas y de ocio que se desarrollan en el medio natural mediante un uso público que no suponga un impacto en el entorno, esta organización promueve el ecologismo social, por lo que apoya y fomenta el deporte y el turismo compatibles con la conservación de la naturaleza. Sin embargo, ante el lamentable estado de suciedad que ha traído a Doñana esta actividad, Ecologistas en Acción, dirige una queja al Presidente del Consejo de Participación de Doñana, Miguel Delibes, y a los consejeros andaluces de Turismo, Francisco Javier Fernández, y de Medio Ambiente, José Fiscal, por la cantidad de basura que ha dejado detrás este evento deportivo en un espacio natural, Patrimonio de la Humanidad y Sitio RAMSAR, donde tienen sus ojos puestos todas las entidades internacionales de conservación, así como por la mala imagen que esto proyecta en España y Europa.

Desde nuestra organización subrayamos que “en las normas de participación del evento se recoge la descalificación de todo atleta que tire basura, pero no se aplica”, y de todas formas, “la organización del evento debería tener previsto en el presupuesto del mismo la limpieza inmediata de los espacios públicos donde se ha celebrado, especialmente tratándose de un espacio tan emblemático y que nos cuesta tanto dinero, esfuerzo y trabajo conservar, como Doñana”.

En ediciones anteriores se produjeron situaciones similares y ya en 2013 personas anónimas preocupadas por el estado de suciedad en que quedaba la playa de Doñana, divulgaban en las redes lemas como “Desafío Doñana y que lo limpie tu hermana”. Se pueden encontrar fotografías de aquel año con la playa llena de botellas y vasos, y en las imágenes de este año 2015 se pueden encontrar en el propio sitio del evento, imágenes como las que se adjuntan. Ocurre año tras año.

Para Ecologistas en Acción, la vía del diálogo y el entendimiento con la Junta de Andalucía debe llevar a una mejora del uso público de los espacios naturales de forma compatible con su conservación, y en este caso en particular, debería lograrse que el Parque Nacional de Doñana no se convierta en un basurero.




Visitantes conectados: 306