Organizaciones y plataformas piden a Rajoy que rechace el fracking

 Global frackdown hacia Paris

  • 1.250 organizaciones de 64 países han firmado la carta para los líderes mundiales, dentro del movimiento internacional contra la fractura hidráulica
  • En España 74 organizaciones, entre ellas Ecologistas en Acción, demandan a Rajoy que apoye la prohibición del fracking en España y en los acuerdos internacionales como la cumbre de París
  • Es necesaria una transición hacia un futuro con energía 100% renovable, necesaria para combatir el calentamiento global
Carta enviada a Mariano Rajoy firmada por 1250 organizaciones

En el marco de la próxima cumbre del clima en París, la COP21, 1.250 organizaciones de 64 países, entre ellas Ecologistas en Acción, han firmado una carta para pedir a los líderes mundiales que acuerden la prohibición del fracking. En el Estado español 74 organizaciones y plataformas le han hecho llegar esta petición a Mariano Rajoy. Además del rechazo a la denominada fractura hidráulica o fracking, los firmantes piden que se alcance un compromiso para dejar la mayor parte de los combustibles fósiles en el subsuelo y posibilitar así una transición hacia un futuro con energía 100% renovable, necesaria para combatir el calentamiento global.

De este modo, España se suma al movimiento internacional Global Frackdown, que se celebra desde 2012, y que este año transcurre durante todo el mes de noviembre. Las organizaciones participantes esperan que este año el Global Frackdown sirva para resaltar el creciente movimiento contra esta peligrosa técnica y crear presión sobre los líderes nacionales para que se opongan a ella.

Mientras que otros países europeos como Escocia, Francia o Bulgaria han legislado para prohibir el fracking o establecido moratorias por los riesgos que conlleva esta técnica, el Gobierno de Rajoy ha impulsado numerosos proyectos de extracción de gas mediante fractura hidráulica repartidos por buena parte de la geografía española. Estos proyectos han generado la creación de decenas de plataformas ciudadanas antifracking, con fuertes movilizaciones que se oponen a esta técnica, e incluso el desarrollo de legislación autonómica para frenarla en varias comunidades autónomas.

Además, el pasado septiembre, todos los partidos políticos con representación en el Congreso, a excepción de PP, CiU, PNV y UPyD, así como otros partidos que no tenían representación parlamentaria, ratificaron su compromiso firmado en 2014 para la prohibición de la fractura hidráulica en el Estado español.

Las movilizaciones de la sociedad durante los últimos años han demostrado que la ciudadanía rechaza esta técnica debido a los riesgos que conlleva: afecciones a la salud, contaminación de acuíferos, emisiones de gases de efecto invernadero, elevado consumo de agua, aumento del riesgo de seísmos o impacto paisajístico, entre otros. A través de la carta enviada a Mariano Rajoy, las organizaciones pretenden que se tenga en cuenta esa gran oposición ciudadana y que el Gobierno frene de una vez los proyectos de fracking en el Estado español, dando paso a las energías renovables.




Visitantes conectados: 371