La especulación sigue presionando en el Parque Natural Cabo de Gata

Sigue la presión especulativa amenazando de forma activa el Parque Natural de Cabo de Gata. En esta ocasión a través de la compra de terrenos en el entorno de la urbanización ilegal del Algarrobico en Carboneras.

La empresa que construye para Azata, los propietarios del Hotel del Algarrobico, ha comprado 250 hectáreas detrás de dicho hotel por un valor de 728.000 Euros.

La empresa, ubicada en Carboneras ha comprado seis fincas, aunque ha declarado más fincas que no son de su propiedad y que les ha supuesto que los verdaderos propietarios emprendan acciones judiciales contra la empresa compradora, lo que dice bien poco de la catadura moral de estos empresarios.

Dicho suelo está declarado como rústico, aunque ya se sabe, después con las correspondientes connivencias de la administración local y otras, es fácil reclasificar el suelo para que se pueda urbanizar.

Además el Plan de Ordenación de Recursos del Parque tiene este suelo calificado como zonas de protección grado B y C.

Puestos en contacto con el Delegado Provincial de Medio Ambiente se le ha instado para que la Junta de Andalucía ejerza el derecho de retracto y compre la finca, antes de que expire el plazo el próximo día 25 de octubre.

El Delegado de Medio Ambiente ha contestado que la petición se ha enviado hace unos días a la Consejería de Medio Ambiente y están esperando la resolución.

Este es un buen momento para que la Consejera de Medio Ambiente demuestre con hechos y no con lamentaciones que está por la labor de defender el Parque Natural y no de estar siendo utilizada por los especuladores y en cierta medida amparando actuaciones como las del Hotel del Algarrobico.

El Grupo Ecologista Mediterráneo, la Asociación de Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata y Ecologistas en Acción de Almería exigen que se realice una gestión del Parque eficaz que impida el incumplimiento de la ley y que desenmascare a los personajes mafiosos con fuertes intereses económicos en dicho espacio natural.

Seguimos insistiendo que se han de demoler todas las viviendas ilegales que se han construido en los últimos años en el Parque, y que se evite su legalización en el próximo PORN (Plan de Ordenación de Recursos Naturales), y así mismo se acabe con la construcción de viviendas residenciales, y haya una clara apuesta por la restauración y recuperación de cortijos y viviendas, y por el turismo rural de calidad.




Visitantes conectados: 246