Denuncia a Endesa por la tala de pinos en el Parque Infanta Elena

Ecologistas en Acción ha presentado una denuncia ante el Ayuntamiento de Sevilla por la tala realizada por la compañía ENDESA el pasado mes de junio en el parque Infanta Elena de Sevilla Este, en Sevilla. Esta tala fue realizada con la excusa de que los árboles interferían en una linea de alta tensión que atraviese dicho parque.

Tras consultar el expediente, técnicos de Ecologistas en Acción han constatado que el Ayuntamiento de Sevilla autorizo la tala de 127 árboles a petición de ENDESA que plantea como justificación la interacción del arbolado con el tendido eléctrico que atraviesa el Parque. Es decir, de los 410 árboles cortados, 283 no contaban con autorización para ser talados. Por tanto no tenían licencia de obra, y la empresa contratada no tenía autorización para cortar esos árboles propiedad del Ayuntamiento de Sevilla. De esta manera se han incumplido las normativas de la ciudad de Sevilla para la protección del arbolado.

Los 410 árboles que se han talado, principalmente pinos y cipreses, estaban en perfecto estado fitosanitario. Su tala causo alarma social en la zona de Sevilla Este, puesto que se significo una agresión importante al parque en la época de calor estival.

Por todo ello, y tras estudiar en detalle toda la documentación, Ecologistas en Acción ha denunciado ante el Ayuntamiento esta tala, pidiéndole que le requiera a ENDESA para que informe a que empresa subcontrató la tala y se actué así mismo contra esta empresa. También pedimos que se abra expediente sancionador que incluya tanto la sanción por el número de árboles talados sin licencia, valorados según la norma Granada, como la correspondiente a restituir la arboleda a la situación previa a la corta.

Dada la actitud pasiva y complaciente del Ayuntamiento de Sevilla en este caso, Ecologistas en Acción ha exigido que investigue por qué desde el servicio de Parques y Jardines se han dado explicaciones falsas a la ciudadanía tratando de justificar la tala acometida por ENDESA en el mal estado del arbolado talado, llegando a publicarse en un comunicado que padecían el mismo mal de estrangulamiento del cuello de la raíz de los pinos del Alamillo, habiendo quedado demostrado que es totalmente falso y que se han eliminado sin contemplaciones todos los árboles que a ENDESA le ha convenido sin más criterio que ahorrarse las preceptivas podas de mantenimiento de una arboleda bajo tendido eléctrico.

Ecologistas en Acción está reuniendo información sobre este caso para elevarlo a la Fiscalía de Medio Ambiente para que investigue si los hechos pueden ser constitutivos de delito penal.




Visitantes conectados: 324