Arbolado autóctono en los arroyos Meaques y Valchico

Convocados por el Colectivo Entorno Meaques y con el apoyo de ARBA y Ecologistas en Acción, más de un centenar de vecinos siguieron en su tarea de plantaciones en todo el ámbito de Colonia Jardín y del valioso humedal que forman los arroyos Meaques y Valchico.

El domingo 13 de diciembre, vecinos de la zona de Campamento plantaron 150 unidades de alcornoques y quejigos en el espacio situado entre esos dos arroyos que recorren el antiguo terreno de prácticas militares de Los Retamares, espacio que los vecinos reclaman como base del llamado Corredor Ecológico del Suroeste.

Estos terrenos de la plantación se encuentran en un espacio fronterizo de Madrid y Pozuelo, espacio que merece una debida atención que se viene pidiendo desde muchos ámbitos, tanto vecinales como conservacionistas, pero con escaso éxito.

La plantación de especies autóctonas en estos terrenos tiene por objeto que estas especies sean las más adecuadas a ese medio físico y para que prosperen adecuadamente, pero esencialmente llamar la atención a las diversas administraciones para que elaboren un proyecto conjunto de preservación de este espacio, único en el municipio de Madrid fuera de la red de parques y zonas verdes que ya posee.

Entendemos que al ser una zona limítrofe de Madrid y Pozuelo, es exigible la existencia de algún convenio de colaboración y gestión conjunta entre ambos. Asimismo tanto el Ministerio de Defensa, titular de esos terrenos, y la Confederación Hidrográfica del Tajo, como tuteladora de todos los cauces fluviales de su cuenca, han de actuar consecuentemente y no dejar que ese espacio se vaya deteriorando. Hasta ahora, el vecindario y varios colectivos sociales parecen ser los únicos valedores en la defensa de este territorio.

La idea de crear el Corredor Ecológico del Suroeste que una la Casa de Campo con el Parque Regional del Guadarrama por estos terrenos de Los Retamares estima imprescindible que el humedal de Meaques y Valchico sea objeto de una atención cuidadosa por los valores ambientales y paisajísticos que posee, pero además por proporcionar la llegada de las aguas de su cauce a la Casa de Campo, aspecto esencial para la supervivencia del Parque.

Los vecinos y entidades participantes en la plantación de este domingo, han elaborado un calendario de nuevas plantaciones en los meses venideros en los que desean sea atendidas las demandas enunciadas para lograr la preservación de este espacio natural.




Visitantes conectados: 198