El nuevo PGOU de Villaluenga pretende duplicar el pueblo

Ecologistas en Acción presenta alegaciones contra este crecimiento desproporcionado, injustificado e ilegal.

Ecologistas en Acción ha presentado alegaciones al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Villaluenga, aprobado por el Pleno del Ayuntamiento el pasado 29 de septiembre. Este PGOU pretende duplicar el actual núcleo urbano y construir viviendas para unas 350 personas, lo que prácticamente duplicaría su población actual.

El PGOU de Villaluenga se comenzó a tramitar en 2004, y tras numerosas vicisitudes, se pretende aprobar en 2016, como si nada hubiera pasado tras
la crisis provocada por el estallido de la burbuja inmobiliaria y los cambios sustanciales aprobados en la normativa urbanística. La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio (CMAyOT), en vez de advertir al Ayuntamiento de la inviabilidad e ilegalidad de este modelo urbanístico expansivo que vulnera la normativa Parque Natural Sierra de Grazalema, lo que ha hecho es modificar el PORN del parque natural para permitir la expansión del casco urbano. Mediante el Decreto 72/2015, desprotegió una amplia zona en torno al casco urbano de Villaluenga de 100.000 m2, en contra del criterio de la Junta Rectora del parque natural.

Este PGOU no ha sido sometido a la preceptivo procedimiento de Evaluación
Ambiental Estratégica (EAE), obligatoria en la tramitación de todos los planes urbanísticos en nuestro país desde julio de 2006, en aplicación de la Directiva 2001/42/CE, relativa a la evaluación de los efectos de planes y programas en el medio ambiente, y de la Ley 9/2006, que la traspuso a nuestro ordenamiento jurídico, y que tiene carácter de legislación básica. Pero la Junta de Andalucía aprobó la Ley 7/2007 de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental (GICA), que incumplía este Directiva y la legislación básica estatal, pretendiendo no aplicar la EAE. La Junta se ha comportado como si fuera una república independiente, aprobando leyes en contra de las Directivas europeas y de la legislación básica estatal. El resultado está siendo desastroso, los tribunales están anulando todos los planes aprobados sin EAE; el ejemplo más sonado ha sido el de Marbella. Ya en nuestra provincia el PGOU de Chiclana ha sido paralizado, y no se podrá aprobar por
carecer de la EAE. La diferencia entre la EAE y el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que ha intentado aplicar la Junta son muy importantes. La EAE parte de consultas previas para conocer las necesidades de cada municipio, que sirven de base para un Informe de Sostenibilidad Ambiental y una Memoria Ambiental final. Lo último que se elabora es el PGOU que debe cumplir con los objetivos y contenido de esos informes y memorias. Lo que se ha presentado en Villaluenga es un PGOU completamente elaborado, el mismo que se aprobó inicialmente en 2004, al que sólo se permite incluir “medidas correctoras” a decisiones tomadas sin consultas ni justificación de ningún tipo, y sin posibilidad de plantear modelos alternativos.

El desmesurado crecimiento planteado por el PGOU de Villaluenga vulnera el principio de sostenibilidad previsto en la legislación urbanística (Ley 8/2007 de Suelo y Texto Refundido RD Legislativo 2/2008), que determina que el paso de la situación de suelo rural a la de suelo urbanizable debe reducirse al preciso para satisfacer las necesidades que lo justifiquen e impedir la especulación. Las propuestas del PGOU incluyen una clasificación indiscriminada de suelos que no tiene relación con la atención de necesidades económicas y sociales objetivas y reales.

La evolución demográfica de Villaluenga es levemente regresiva, teniendo en la actualidad 471 habitantes. Las previsiones de crecimiento del PGOU son de 83.695 m2 de nuevos suelos urbanos y urbanizables –un incremento de 102,8%- y la construcción de 148 nuevas viviendas, lo que implicaría un aumento de 355 habitantes (un 75,3% más). Metas absurdas e inalcanzables. Este aumento vulneran los límites máximos que estipula el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA), que obliga a tener en cuenta parámetros objetivos (demográfico, del parque de viviendas, demanda de usos productivos…) para justificar incrementos de nuevos suelos urbanizables y nuevas viviendas. Ninguno de estos parámetros avala estos crecimientos desmesurados.

Ecologistas en Acción ha advertido al Ayuntamiento que el Tribunal Supremo se ha manifestado reiteradamente sobre la nulidad de los planes urbanísticos que se han aprobado vulnerando leyes y planes de rango superior, en especial la necesidad de EAE y la justificación de los crecimientos propuestos.

Por todo ello hemos solicitado al Ayuntamiento que se proceda a declarar nulo este PGOU y se inicie la tramitación de uno nuevo sometiéndolo a la EAE preceptiva para garantizar el desarrollo sostenible y la conservación del valioso patrimonio natural, paisajístico, arquitectónico y etnológico del municipio de Villaluenga, y se mejore las condiciones de vida de su población.

Plano comparativo del suelo urbano actual y la propuesta de incremento del PGOU...




Visitantes conectados: 418