La Dehesa de Sotomayor no será destruida

La Plataforma Salvemos Sotomayor, formada por varios colectivos ecologistas, sociales y políticos, celebra la decisión de la Consejería de Medio Ambiente de emitir declaración de impacto ambiental negativa al proyecto especulativo que ponía en riesgo un espacio protegido de la Red Natura 2000, el edificio histórico de la Casa de la Monta y las vegas y sotos junto al río Tajo. El promotor del proyecto es un grupo empresarial dirigido por un familiar del marido de Esperanza Aguirre

La Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio ha emitido una declaración de impacto ambiental (DIA) negativa al proyecto de hípica y turismo en el municipio de Aranjuez, dada su incompatibilidad con la conservación de las especies y hábitats de interés comunitario presentes en la finca. De esta forma, la DIA admite los argumentos esgrimidos por diversos colectivos de la Plataforma Salvemos Sotomayor, entre los que se encuentra Ecologistas en Acción.

La Dehesa de Sotomayor es una finca propiedad de la Comunidad de Madrid y se considera un reducto por su alto valor ecológico dentro del ámbito del valle del Tajo y, en aspectos de biodiversidad botánica, una zona de gran relevancia a nivel europeo.

Se pone fin de esta forma a una larga lucha emprendida por los colectivos que forman la Plataforma Salvemos Sotomayor. En este caso, la movilización social ha conseguido parar uno de los proyectos especulativos que mayor amenaza suponían para los espacios naturales madrileños.

El proyecto preveía la construcción de numerosas instalaciones hípicas (varias pistas de competición, graderíos, cuadras para 1050 caballos, centro veterinario, pista de polo...) y un complejo hotelero de lujo, en una superficie de unas 140 hectáreas (similar al 50% de la superficie del casco urbano de Aranjuez) y con un tráfico estimado de más de 3.000 vehículos en los días de eventos.

El proyecto fue promovido por el gobierno regional, bajo los mandatos de Esperanza Aguirre e Ignacio González. En febrero de 2011, siendo Esperanza Aguirre presidenta de la Comunidad de Madrid y Federico Ramos (actualmente relacionado en el caso Acuamed) director general de Medio Ambiente, se privatizó la gestión pasando a manos de un grupo empresarial cuyo administrador único es Alonso Carmelo Mencos Valdés, primo del marido de la ex presidenta regional. Desde entonces, se ha denunciado en varias ocasiones el deterioro de la finca en manos de este grupo empresarial (roturación de terrenos con vegetación protegida, uso del edificio histórico de la Casa de la Monta para la celebración de eventos sin autorización, etc.).

Hay que destacar que es la primera vez en los últimos 13 años que la Consejería de Medio Ambiente emite una DIA negativa a un macroproyecto de estas características con gran impacto ambiental en el entorno natural. Hasta ahora han primado intereses especulativos ajenos a la conservación.

La Plataforma Salvemos Sotomayor va a solicitar al gobierno regional que revise el convenio de cesión de la finca con el grupo de empresas del familiar de Aguirre para que la Dehesa de Sotomayor recupere su condición de espacio público y pueda seguir siendo utilizado por toda la ciudadanía madrileña a través de iniciativas que compatibilicen el respeto al medio ambiente y al patrimonio histórico.




Visitantes conectados: 367