El TSJ obliga a RMD a retirar los residuos enterrados en Villanueva del Carnero

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJ) ha desestimado el recurso contencioso interpuesto por la empresa Recuperación de Materiales Diversos S.A. (RMD) y le obliga a retirar los residuos que enterró clandestinamente, hace 10 años, en Villanueva del Carnero.

Los residuos deberían haber sido retirados antes del 24 de enero de 2015, pero RMD interpuso un Contencioso Administrativo (nº 1127/14) contra la Orden de Consejería de Fomento y Medio Ambiente, de 9 de julio de 2014, que desestimaba su Recurso de Alzada. El contencioso no interrumpía el cumplimiento de la Orden de la Junta, pero ésta no obligó a RMD a eliminar lo enterrado. Ecologistas en Acción se personó en el Recurso Contencioso.

La semana pasada, el TSJ emitió Sentencia (nº 491) desestimando dicho Recurso, con imposición de costas a la recurrente. Dicha Orden obligaba a RMD a restituir el terreno a su estado natural, orden que tendrá que acatar aunque cabe recurso de casación, en 10 días.

RMD había enterrado, clandestinamente, en 2006, decenas de miles de toneladas de residuos (peladuras de cables con polvo de metales pesados), ocultando bajo 2 m de tierra, en unas 5 hectáreas, espesas capas de residuos de más de medio metro de profundidad, montones directamente tapados, y, por debajo de ello, grandes pozos de unos 8 metros de lado y otros tantos de profundidad.

Ecologistas en Acción y Valle de Conforcos interpusieron quejas ante el Procurador del Común y la Comisión Europea. El Dictamen del Procurador, que ratificaba los enterramientos y la contaminación de las aguas, no fue aceptado por la Junta, contestando que todo estaba correctamente retirado y restaurado. A instancias de la Comisión la Junta tuvo que ordenar a RMD a la retirada integra de los residuos, aún enterrados ilegalmente en Villanueva del Carnero, bajo la supervisión de una empresa independiente.

La Universidad de León ya informaba, en el 2008, que las aguas subterráneas estaban contaminadas por metales pesados: cobre, cinc y plomo, muy peligrosos para la salud, aguas que pueden estar usándose para riego o consumo directo, con riesgo evidente para la salud humana y del medio ambiente en general.

Por ello, Ecologistas vigilará el seguimiento de las labores de extracción para que sea efectiva y total, e informará a la Comisión si la Junta no exige rigurosamente la eliminación total de los residuos, especialmente los grandes pozos ocultos a más profundidad, para que los metales tóxicos dejen de progresar por el terreno y acuíferos; sin embargo, dado que la contaminación de aguas ya fue constatada dos años después del enterramiento, ahora, pasados 10 años, estimamos que la afección actual será muy grave.




Visitantes conectados: 440