Ocupaciones y vallados en la cañada de Espera

El pasado mes de marzo tuvimos conocimiento de la presumible ocupación de los márgenes de un tramo de la Cañada de Espera, en las proximidades de Gibalbín, por las parcelas colindantes que habían ya labrado y plantado de olivar un sector de dicha cañada y que pretendían, al parecer, construir un vallado e incorporar así a las fincas, un suelo que, a nuestro entender, es público.

Tras visitar el lugar y comprobar la clara disminución del ancho de la Cañada y su ocupación por cultivos, remitimos un escrito al Delegado Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente trasladándole los hechos y nuestra preocupación por la ocupación el posible vallado de un sector de la Va Pecuaria. Por ello le solicitábamos la intervención de la Delegación de Medio Ambiente en la comprobación de los hechos denunciados, para que, en caso de comprobarse su veracidad, se obligara quienes hubiesen ocupado este sector de la Cañada de Espera a su desalojo y a la recuperación de su anchura original. De la misma pedíamos en nuestro escrito medidas de control para evitar la posible construcción del vallado que, a nuestro entender, dificultaría aún más la situación por levantarse en suelo público perteneciente a esta Vía Pecuaria.

Por nuestra parte, durante la primavera hemos visitado regularmente el lugar para asegurarnos que no se producían nuevas ocupaciones por parte de las fincas colindantes ni se levantaba ninguna valla en la cañada.

Recientemente hemos recibido la respuesta del Delegado Provincial en el que nos confirma que la anchura legal de la Cañada de Espera, como nosotros sosteníamos es de 53,5 m, existiendo una propuesta de deslinde que, SOPRENDENTEMENTE, “ actualmente se encuentra archivada por caducidad”.

En nuestro escrito de denuncias aportamos las mediciones de la anchura actual en distintos tramos que se ha visto enormemente reducida por ocupación de las fincas colindantes. El Sr. Delegado nos informa al respecto que “Estudiada la foto aérea del año 1956, se comprueba que la anchura de la cañada en la zona donde se ha denunciado la ocupación era de entre 15 y 24 m. Posteriormente, en el año 1977 se reduce a una anchura de entre 10 y 17 m y por último en el año 1984 aparece con una anchura como la que tiene actualmente y que se corresponde a unos 4 o 5 m.”

Se demuestra así, con toda claridad, el proceso de ocupación de esta cañada en los últimos 30 años y la progresiva disminución de su anchura y la inacción por parte de las administraciones implicadas en velar por las vías pecuarias que son un patrimonio de todos.

La respuesta final del Delegado no nos consuela: “Una vez que por parte de esta Consejería de deslinde la citada vía pecuaria se procederá a la recuperación de los terrenos públicos usurpados. Mientras tanto, desde esta Delegación Territorial se estará vigilante para que no se produzca el cerramiento de los cultivos, cosa que hasta la fecha no se ha producido”.

Desde Ecologistas en Acción también estaremos vigilantes y denunciaremos
cualquier ocupación o cerramiento de la Vía Pecuaria. Al mismo tiempo instamos a la Consejería de Medio Ambiente a iniciar los trabajos de DESLINDE, de una vez por todas, para recuperar un patrimonio público que, desgraciadamente, como en tantos otros lugares, está en manos privadas.




Visitantes conectados: 439