Barbate después del macroconcierto de Cabo de Plata

Ecologistas en Acción se felicita por que no haya ocurrido percance alguno en la celebración del festival Cabo de Plata en Barbate.

Ecologistas en Acción valora positivamente que no haya habido incidentes a pesar de la enorme irresponsabilidad demostrada por la empresa promotora y el ayuntamiento de Barbate.

El dispositivo de prevención de riesgos y limpieza se organizó y funcionó gracias a las advertencias y denuncias de Ecologistas en Acción.

Parte de los trabajos que conllevó el macroconcierto se diseñaron a muy pocas fechas de la celebración. Las enormes medidas de limpieza y seguridad se adoptaron a partir de que Ecologistas en Acción denunciara los graves riesgos a la seguridad y al medio ambiente que conllevaría este macrofestival, pues 15 días antes no existía plan alguno.

En la reunión urgente de Junta Rectora del Parque Natural de la Breña celebrada el 13 de junio, el alcalde indicó que no había dado ningún permiso y, ni Demarcación de Costas, ni Infoca, ni Consejería de Medio Ambiente habían recibido solicitud, petición de permiso o de información. Es decir, no existían medidas de seguridad, de limpieza o de prevención de ningún tipo. Hay que recordar que el festival se ha ubicado junto a un pinar colindante con el parque natural, y sin más salida de evacuación que atravesar el pueblo de Barbate, o la estrecha carretera de Caños de Meca, una ratonera para 30.000 jóvenes si se hubiera originado un incendio forestal.

Los puestos de trabajo que proporcionó el festival no hubiesen existido sin las advertencias, entre otros, de Ecologistas en Acción. La contratación de vigilantes, con extintor en mano -y cobrando 4 ridículos euros/hora-, no se habría llevado a cabo de no existir una amenaza real. Las cuadrillas de limpiadores no habrían recorrido continuamente el recinto si no se hubiese alertado sobre residuos y sus posibles impactos. Los organizadores y el alcalde, reconocían con su dispositivo de prevención de última hora la inexistencia de plan previo, y el riesgo al que sometían a la zona.

Ecologistas en Acción lamentó y lamenta la pasividad de la Junta de Andalucía y el hecho de que su Delegado del Gobierno en Cádiz, Fernando López Gil, en vez de denunciar los hechos ante la Fiscalía y la prevaricación del Alcalde que la propia Junta anunció, ahora dice cobardemente que ellos se han limitado a aportar documentación a la denuncia de Ecologistas en Acción, cuando nuestra organización no ha presentado una denuncia, sino que realizó una comparecencia ante la Fiscalía de Medio Ambiente poniendo en su conocimiento los riesgos que se corrían con la celebración de este festival sin ninguna medida de seguridad. La máxima responsabilidad en la inacción (culpa in vigilando) es de la Junta de Andalucía, además de haberse puesto de perfil y no haber asumido sus competencias.

Por el contrario nos felicitamos de la correcta actuación de la Fiscalía de Medio Ambiente, que adoptó las medidas de vigilancia exigibles, activando al Seprona.

Anunciamos que Ecologistas en Acción denunciará a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento ante la Comisión Europea por haber permitido una actividad como este festival de Cabo Plata sin evaluación ambiental previa, teniendo en cuenta que el Parque Natural de la Breña es Zona de Especial Conservación (ZEC) determinada por la Red Natura 2000 de la Directiva Hábitats, 92/43/CEE del consejo de 21 de mayo de 1992, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres. La citada Directiva, en su art. 6.3 indica que: Cualquier plan o proyecto que, sin tener relación directa con la gestión del lugar o sin ser necesario para la misma, pueda afectar de forma apreciable a los citados lugares, ya sea individualmente o en combinación con otros planes y proyectos, se someterá a una adecuada evaluación de sus repercusiones en el lugar, teniendo en cuenta los objetivos de conservación de dicho lugar.

Ecologistas en Acción espera que los próximos años no se repitan estos hechos, y si se organizan festivales, se hagan en lugares adecuados, y con todas las medidas de seguridad y prevención ambiental necesarias para que puedan disfrutar los participantes sin riesgo alguno. No estamos en contra de los grandes conciertos o festivales; estamos en contra de que se organicen sin cuidados y riesgos para las personas y el medio ambiente.




Visitantes conectados: 247