Izada de una bandera negra, por séptimo año consecutivo

Ecologistas en Acción, la Plataforma “Agua Clara” con el apoyo de la Coordinadora 22M, convocaron una manifestación por la playa urbana de Sanlúcar, después de conocerse hace escasas fechas que vuelve a recibir, por séptimo año consecutivo, la bandera negra por la insalubridad y contaminación de los vertidos que se realizan todo el año. La bandera fué izada físicamente al término de la manifestación playera que partió desde la rotonda de las Piletas, al final del Paseo marítimo.

Tras un estudio detenido de las analíticas que realiza y entrega anualmente la Consejería de Medio Ambiente, los portavoces del grupo ecologista y de la plataforma ciudadana, afirman que de las 24 muestras de agua tomadas en la costa de Sanlúcar, la mitad (12) superaba los límites máximos de contaminación establecidos por la ley, e incluso un tercio de ellas (8) marcando el doble de lo permitido. La Fiscalía de Medio Ambiente ya ha abierto 5 expedientes por estos y otros motivos, que el Ayuntamiento se niega a publicar. Además, recuerdan que los que publica la Consejería de Salud, que han calificado las playas de Sanlúcar “Aptas para el Baño” no son del todo fiables, pues hacen referencia a la temporada de baños del año pasado y evalúan sólo la presencia de 2 bacterias, obviando otros muchos factores clave para medir la contaminación del mar.

El Ayuntamiento, en un escrito enviado a Ecologistas en Acción hace pocas fechas, reconoce que en 2014 vertió aguas sin depurar en más de 50 ocasiones. Las analíticas diarias que la propia AQUALIA realizó ese año, reflejan que en 139 días del año las aguas estaban insuficientemente depuradas. Desde la plataforma “Agua Clara” recuerdan “la inexistente transparencia y colaboración del Equipo de Gobierno, que ha tardado 18 meses en responderles a una solicitud de analíticas y diversas preguntas técnicas sobre la situación de aliviaderos y calidad de aguas de consumo, y sólo lo han hecho tras las advertencias del propio Defensor del Pueblo Andaluz”. Con todo, la plataforma considera que, tanto la empresa concesionaria “AQUALIA-FCC” como el Ayuntamiento de Sanlúcar están cometiendo ilegalidades, ya llevadas ante los tribunales, así como graves incumplimientos del pliego de condiciones firmado en su día, que están perjudicando a la ciudadanía (fraude en la facturación, cobros indebidos, cortes de suministro…) Por último, recuerda que este desastroso proceder de los últimos años, debe concluir con la recuperación del ciclo del agua como servicio público.

Además de todo lo mencionado, la playa de Sanlúcar ha sido este año foco de diversas protestas -2 concentraciones en abril y mayo- así como una intensa protesta a través de las redes sociales, por la imagen de insalubridad mostrada todo el año, con vertidos contaminantes procedentes de arroyos y aliviaderos, un tubo de amianto aparecido tras la pérdida de arenas, basuras, hierros, restos del antiguo paseo marítimo e incluso ratas. “Tras las apresuradas obras de limpieza y arenado, tapando los aliviaderos, la playa no es sólo un producto de consumo para el en verano, sino un espacio público, patrimonio de todos los ciudadanos que, con sus impuestos, tienen derecho a disfrutar todo el año en las mejores condiciones”.

Ambos colectivos se han dirigido en una acción pacífica de dignidad y conciencia, a las centenares de personas que se encontraban en ese mismo momento en la playa, para que denuncien ante la opinión pública la precaria situación de nuestras playas”.

Anexo de las analíticas:

Manifiesto "Bandera Negra, 16 de julio de 2016.

Buenas días a todos y todas. En primer lugar, muchas gracias por venir. Vuestra asistencia es un acto de conciencia y dignidad, que se convierte en heroico en los tiempos que corren. Sanlúcar sólo podrá cambiar gracias al esfuerzo, el tesón, la lucha y la resistencia de los que se levantan del sofá o de la silla de playa, y dan la cara por su pueblo. Este mundo sólo cambiará el día en que todos y todas nos demos cuenta de que el primer paso para cambiarlo están en nosotros mismos. Por eso, desde Agua Clara, muchas gracias.

Un año más, volvemos a poner nuestra bandera negra en la playa urbana de Sanlúcar. 7 años consecutivos, 7 banderas negras que reflejan décadas de gestión de espaldas a la ciudadanía, donde han tratado infructuosamente de silenciarnos u obviarnos. Pero aquí estamos otra vez. 3 veces en este 2016 nos hemos movilizado para defender nuestra playa. Porque no estamos dispuestos a seguir viendo, otro año más, cómo los tractores tapan con arena los aliviaderos y los escombros para poder lucir playa sólo en feria y en verano. Como si Sanlúcar fuera ciudad sólo en verano. Como si los sanluqueños y sanluqueñas sólo fuéramos ciudadanos en verano y no pudiéramos disfrutar de una playa limpia, saludable y digna de nuestros impuestos. Señores gobernantes, que habéis hecho apresuradas operaciones de cirugía litoral con palas y tractores…

QUEREMOS UNA PLAYA DIGNA EN VERANO; EN OTOÑO; EN INVIERNO Y PRIMAVERA. UNA PLAYA LIMPIA TODO EL AÑO.

Hoy también hemos venido a reivindicar nuestro amor por Sanlúcar. El ecologismo no odia a esta ciudad, ni a sus trabajadores, ni a los turistas. No vamos a consentir que nos digan que no queremos a nuestro pueblo, que estamos matando la economía o atacando los negocios de Sanlúcar. Nosotros no atacamos ni perjudicamos a nadie. Es todo lo contrario: venimos a defender la salud y el bienestar de todos Nosotros no echamos por tierra a Sanlúcar. Los que tiran por tierra a su pueblo son los gobernantes que, en 30 años, han pasado olímpicamente de la playa, y una empresa AQUALIA-FCC que sólo mira por el beneficio de su bolsillo a costa de gestionar desastrosamente una de las peores depuradoras de la provincia. Tiraron también tierra para esconder 6 aliviaderos y arroyos que vierten ilegalmente aguas residuales (denunciado por la fiscalía de medio ambiente) cientos de ratas que aparecieron en la playa a finales de Mayo, tubos de amianto y hasta los escombros del anterior paseo marítimo.

Sin embargo, no hay arena suficiente en este mundo que pueda tapar toda vuestra INDOLENCIA, ni depuradoras lo suficientemente capaces para depurar todas vuestras RESPONSABILIDADES. No vale barrer y tirar la porquería bajo la alfombra, Sr. Alcalde. Eso no es limpiar. ESO ES APARCAR LA BASURA HASTA QUE VUELVA A SALIR A LA LUZ EN SEPTIEMBRE.

Es el momento de acabar con esa campaña del miedo a hablar de la playa en verano, que lleva instalada en Sanlúcar desde hace décadas. A LA VERDAD NO SE LE DEBE TENER MIEDO. El miedo es hijo del desconocimiento, por eso Ecologistas en Acción y Agua Clara utilizamos métodos científicos de trabajo, recopilando y estudiando cientos de datos para hacer llegar a la gente una información objetiva. En los análisis de 2015, hemos conocido que de las 24 muestras tomadas por la Consejería de Medio Ambiente, 12 estaban contaminadas y 8 de ellas, fueron directamente aguas fecales o residuales. En 2014, Aqualia y el Ayuntamiento nos reconocen abiertamente en un informe que han tardado 18 meses en entregar, que el agua de Sanlúcar estaba contaminada en 140 ocasiones de las más de 360 muestras que se tomaron. 1 de cada 3 días del año.

Si el turismo deja de venir no es por culpa de los que hoy nos hemos manifestado aquí. El turismo no se lo carga la denuncia de la realidad, sino la propia realidad, pues quienes nos visitan tienen ojos para ver los 6 aliviaderos que han estado contaminando la playa desde septiembre a junio (cuando se taponó). Y también tienen narices para oler la depuradora y la propia playa.

A nosotros sí nos duele nuestro pueblo, y nuestra economía. Nuestro único objetivo es que la playa deje de tener aliviaderos ilegales abiertos todo el año, y una depuradora que funcione para que sea una playa limpia, digna y salubre, y se llene de miles de turistas, como ocurre en otras localidades cercanas. ¡Qué mejor incentivo económico que una playa limpia!

Pero esa es la realidad. Fea, sucia, maloliente. Como en esa foto donde un tractor taponaba las arenas negras de los aliviaderos. Eso negro que queda debajo, para el dolor del corazón de los que amamos este pueblo, es también Sanlúcar. Aunque por vergüenza, desconocimiento o falta de conciencia, muchos quieran mirar para otro lado.

Nuestra playa es el reflejo donde puede mirarse nuestra ciudad: Por un lado, la playa oficial, esa que se viste de gala para las carreras de caballos, la de las Q Turísticas para el verano, y los actos oficiales detrás de la valla de preferencia. Por otro, la playa real. La que está destrozada, llena de cristales, escombros, basuras, aliviaderos. La playa pobre y contaminada que en este preciso instante, están intentando tapar con tractores, y más arena. Allí debajo, hundida en la miseria por tantos años de dejadez, nuestra pobre playa del invierno espera que nuestro pueblo le tienda la mano y la salve.

No. No engañéis más a este pueblo, no seguid manipulando las noticias, no seáis más falsos e indignos. Pensásteis, erróneamente, que este pueblo era el paraíso de la ignorancia, un descampado fácil donde vender vuestros bulos y mentiras sin oposición. Pero todos los que hoy hemos venido no vamos a permitir nunca más que juguéis con nosotros, que nos enterréis y nos ahoguéis en vuestra propia inmundicia.

Y no olvidemos a la empresa AQUALIA-FCC, que ha sido expedientada, denunciada y sancionada por la Junta de Andalucía, por haber defraudado más de un 1 millón de Euros de las facturas de todos los sanluqueños, por modificar los contadores. Y sigue cobrándonos 7€ cada mes, en concepto de depuración. Una depuración que hoy sabemos que no hace. Y que ya está tardando en devolver.

¿Qué más datos necesitamos para pedir la remunicipalización? ¿Hacen falta más delitos para que nos enteremos de que este pueblo debe volver a recuperar un ciclo público del agua? ¿Cuántos cortes de agua más estamos dispuestos a sufrir? ¿Cuántas subidas del precio estamos dispuestos a tolerar? ¿Cuántas familias podemos permitir dejar sin agua en su casa porque no pueden pagarla?

Culpáis a AQUALIA-FCC, con expedientes sancionadores, como si ustedes no tuvierais responsabilidad en lo que está ocurriendo. Como si ustedes no fuerais quienes vendisteis malvendisteis el agua de este pueblo en 2010. Sois ustedes los responsables de la salud y la vida de toda la gente de este pueblo. Y si os duele Sanlúcar, su gente y su turismo, sed ejemplares y dignos, y luchad por esta playa como si os fuera la vida en ello.

Y si no podéis, u os da igual... IROS YA.

El primer paso para cambiar el mundo, lo debemos nosotros mismos. Todos unidos vamos a salvar nuestra playa. Y volveremos al Paseo Marítimo las veces que haga falta. Y para terminar, ciudadanas/os dignos de Sanlúcar nunca olvidéis que:

AQUALIA, DEMARCACIÓN DE COSTAS Y EL AYUNTAMIENTO DE SANLÚCAR, HACEN Y HARÁN EXACTAMENTE LO QUE TODOS NOSOTROS LES DEJEMOS HACER.

Informe completo sobre "Banderas negras" en la provincia de Cádiz:




Visitantes conectados: 495