El alcalde de Orejana sancionado por explotar ilegalmente una cantera de su municipio

  • Ecologistas en Acción de Segovia solicita la dimisión inmediata del edil.
  • Los primeros informes del SEPRONA confirmando que en la cantera se trabajaba sin la preceptiva licencia ambiental datan de septiembre de 2014.

Que aquellos que ostentan responsabilidades públicas contravengan la ley es siempre lamentable. Pero que vulneren las leyes los responsables de hacerlas cumplir resulta inadmisible.

Este es el caso en el municipio segoviano de Orejana, cuyo alcalde, Fidel Gilarranz, ha sido multado por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León por explotar ilegalmente una cantera de arenas en su propio municipio. Hay que recordar que son precisamente los ayuntamientos las entidades que deben otorgar la preceptiva licencia ambiental para estas actividades, así como ordenar su cierre cuando se carece de ella, como era el caso.

La resolución, de la Dirección General de Calidad y Sostenibilidad Ambiental, fechada el pasado 27 de mayo, estima que, sólo entre agosto de 2014 y noviembre de 2015, se han extraído 34.000 toneladas de materiales en la cantera del alcalde. Sin embargo, ésta no contaba con Declaración de Impacto Ambiental ni tampoco con autorización para un uso excepcional en suelo rústico. Tampoco poseía, en consecuencia, la preceptiva licencia ambiental. La resolución considera estos hechos probados y los tipifica como “graves”, imponiendo al alcalde una multa de 50.000 €.

En la resolución citada se destaca la existencia de intencionalidad, ya que “el titular de la explotación es sobradamente conocedor que está ejerciendo una actividad sin la correspondiente licencia ambiental” y también el hecho que se trata de una infracción continuada “porque pese a que el imputado tiene conocimiento de la infracción que está cometiendo y del inicio del correspondiente expediente sancionador, no solo no cesa la actividad, sino que continua con un nuevo frente…”

Un poco de historia

Desde hace décadas se venían explotando areneras en el municipio de Orejana, pero en el año 1999, el Ayuntamiento las paralizó y clausuró por carecer de las licencias preceptivas, siendo además confirmada su clausura por El Tribunal Superior de Justicia de Burgos en el año 2003.

Ya en 2011, Ecologistas en Acción de Segovia denunció al Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León extracciones no autorizadas en una cantera clausurada, sin recibir entonces respuesta alguna.

En el mes de mayo de 2014 Ecologistas en Acción de Segovia envió nuevos escritos recordando la existencia de extracciones irregulares de arenas en explotaciones clausuradas en el municipio de Orejana a las tres instituciones con competencias en la materia: el Servicio Territorial de Medio Ambiente, el Servicio Territorial de Industria y el propio Ayuntamiento del municipio. En los escritos se solicitaba a las instituciones citadas información sobre las actuaciones llevadas a cabo ante la extracción de arenas.

El Ayuntamiento de Orejana no dio respuesta alguna a estos escritos. Pero lo más sorprendente es que el mismo alcalde reactivó una cantera propia que también carecía de las licencias oportunas. En septiembre de ese año, agentes del SEPRONA, tras observar que se estaba trabajando en esa cantera del municipio de Orejana conocida como “Monterredondo nº234”, se dirigieron al titular de la misma –el citado alcalde, Fidel Gilarranz – y le solicitaron la respectiva Licencia Ambiental, que éste no pudo aportar.

En noviembre de 2014, Prevención Ambiental de Castilla y León puso en conocimiento del Ayuntamiento de Orejana las irregularidades detectadas por el SEPRONA “para que procediese en consecuencia.”

En diciembre de 2014 el Ayuntamiento de Orejana, en un escrito dirigido al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia, argumentaba la escasez de personal para no haber enviado el informe sobre la situación de las canteras y las medidas adoptadas en el ejercicio de sus competencias. El 16 de marzo de 2015 el Servicio Territorial insistió sin recibir respuesta.

El 16 de junio de 2015, tras la apertura de un expediente sancionador, el Ayuntamiento de Orejana envió un escrito solicitando que se dejara en suspenso el expediente sancionador mientras se legalizaba la explotación. De esta manera, el Ayuntamiento reconocía de forma explícita que la cantera se encontraba activa sin la preceptiva licencia ambiental.

En octubre de 2015 los agentes del SEPRONA realizaron una nueva visita a la cantera, confirmando en su informe que “la explotación se encuentra en activo. Con dos máquinas excavadoras y una machacadora. Está en activo desde la fecha de la denuncia. Incluso está ampliando el área de explotación.”

Una respuesta administrativa lenta e insuficiente

Como ya se ha señalado, las primeras comunicaciones de Ecologistas en Acción alertando a la administración sobre extracciones ilegales en Orejana datan de 2011. Y las primeras denuncias del SEPRONA confirmando que en la cantera de Monterredondo se trabajaba sin la preceptiva licencia ambiental, de septiembre de 2014. Desde esa fecha, la administración ha tardado todavía más de un año medio en sancionar al titular. El Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo de la Junta, del que depende la Sección de Minas, ha mostrado una pasividad sorprendente durante todo el proceso.

La fiscalía de Segovia, inoperante

La falta de colaboración del alcalde de Orejana con las autoridades, ante las demandas y solicitudes de información de la administración ambiental y su pasividad para paralizar las extracciones ilegales podría ser constitutiva de delito. Por ello, Ecologistas en Acción de Segovia se dirigió a la fiscalía para que valorara el papel jugado por Fidel Gilarranz en su condición de alcalde, sin que se tenga noticia noticia de que esa fiscalía haya tomado parte activa en el caso.

La adquisición de los materiales extraídos ilegalmente debe ser investigada

De acuerdo con los informes del Seprona y los agentes medioambientales, los materiales extraídos de la cantera han sido utilizados en los caminos de concentración parcelaria de la zona de Pedraza. Varias visitas de campo realizadas por Ecologistas en Acción de Segovia han permitido apreciar que esos materiales carecen de la porosidad necesaria y, tras las lluvias, los caminos en los que se han utilizado son difícilmente transitables. Ecologistas en Acción de Segovia cree necesario investigar las compras de los materiales procedentes de la cantera, por si hubiera alguna conducta ilegal en esas compras. Que la cantera de Monterredondo carecía de la preceptiva licencia era de dominio público, ya que Ecologistas en Acción de Segovia reveló esta circunstancia, en enero de 2015, a través de en una nota de la que se hicieron eco los principales medios de comunicación segovianos.

Una segunda cantera, sancionada

Además de la cantera cuyo titular es el alcalde de Orejana, la Junta de Castilla y León ha sancionado a una segunda empresa - Arenas Silíceas Martín S.L. – por hechos similares (Resolución del 9 de mayo de 2016), con una multa de 16.000 €.




Visitantes conectados: 147