Rechazo a la propuesta de hermanamiento con Ube

El hermanamiento entre ciudades tiene como objetivo aunar poblaciones no hacer propaganda de las corporaciones.

Ecologistas en Acción solicita que ese proceso de hermanamiento iniciado por el anterior Alcalde del PP, se detenga y se busquen otras alternativas.

Ecologistas en Acción del País Valenciano rechaza con firmeza la propuesta reciente del vicealcalde de Castellón de la Plana Enric Nomdedéu de hermanamiento con la ciudad de Ube, en la prefectura de Yamaguchi, hecha tras el reciente viaje de una delegación del Ayuntamiento de Castellón de la Plana a Japón, en la que visitaron la sedes centrales de la corporación nipona en Ube y Tokio.

El hermanamiento de ciudades es una actividad cuya finalidad es fomentar el contacto humano y los vínculos culturales entre ciudades de distintas áreas geográficas. En este caso el único vínculo entre Castellón y la ciudad de Ube es que esa ciudad nipona es la sede de una corporación que es titular de un complejo petroquímico en el polígono del Serrallo en el Grao de Castellón, cuyo nombre actual es UBE Corporation Europe. Ya en 2015 el anterior alcalde Bataller del PP inició los contactos con esa misma finalidad.

La corporación UBE Industries Ltd. es un importante entramado industrial de 140 empresas con actividad en diferentes sectores, principalmente en el químico, pero también en el farmaceútico, cemento, energía, maquinaria, minería, electrónica, tecnología militar, etc, que cotiza en la bolsa de Tokio (Nikkei 225) y que en 2015 tuvo unas ventas de 5.673 millones de euros y unas ganancias de 129 millones de euros. Empleó a 10.702 personas en todo el mundo en 2015. Compró las instalaciones petroquímicas en el Grao de Castellón a British Petroleum en 1994.

En esas instalaciones produce fertilizantes sólidos y líquidos, monómeros de fibras textiles y plásticos (nylon-6, poliuretano), poliamida, etc. Tiene autorización para incinerar hasta 92.856 toneladas de diversos residuos peligrosos generados en los procesos productivos, que en ningún caso se reciclan. Es la incineradora de residuos peligrosos más importante del País Valenciano. Sus emisiones contaminantes son muy importantes. En 2013 emitió a la atmósfera 42 kg de mercurio, un metal pesado neurotóxico y cancerígeno. Sus instalaciones en Castellón están consideradas como susceptibles de provocar accidentes graves dado el volumen de sustancias inflamables y peligrosas que almacena. En sus instalaciones en Ube en Japón, en una planta de síntesis de amoníaco en julio de 1959, tuvo lugar un incendio y dos explosiones que produjeron la muerte de 11 trabajadores y lesiones a 44 más.

En marzo de 2015 se supo que Ube Industries Ltd. había hecho en 2012-13 una donación ilegal de 650.000 yenes a la oficina del Partido Liberal Demócrata, partido del Gobierno en Japón y del primer ministro Shinzo Abe, de la prefectura de Yamaguchi (precisamente la circunscripción electoral por la que concurre Abe a las elecciones). La Ley de Control de Financiación de Partidos prohíbe a una compañía realizar donaciones en el plazo de un año después de recibir subsidios gubernamentales. Ube Industries Ltd. recibió subsidios por valor de 34 millones de yenes en 2012-13.

En un mundo globalizado las corporaciones detentan un poder omnímodo, superior al que tiene el poder político elegido democráticamente. Solicitamos al Ayuntamiento de Castellón que rechaze la propuesta de hermanamiento hecha por el vicealcalde Nomdedéu, ya que además del control y poder aterradores que disponen las corporaciones, estas están intentando controlar también el imaginario público y la esfera cultural. Solicitamos que se dé marcha atrás en el proceso ya iniciado por el anterior alcalde de Castellón Alfonso Bataller, y que se demuestre que los “Ayuntamientos del cambio” tienen una agenda cultural diferente, buscando otras alternativas de hermanamiento que no estén guiadas por el interés de hacer propaganda y de servir a los intereses de las corporaciones.




Visitantes conectados: 647