Vertederos ilegales incluso en montes públicos gestionados por la Consejería de Medioambiente

La existencia de vertederos y escombreras ilegales afecta a gran parte de los pueblos de la provincia e incluso a Montes de Utilidad Pública.

Asden-Ecologistas en Acción está mostrando esta realidad con objeto de que se visibilice este problema ambiental, la sociedad tome conciencia y las autoridades adopten medidas eficaces de vigilancia y de limpieza de esos lugares; y sobre todo pongan en marcha sistemas de recogida que faciliten el adecuado y posterior tratamiento de tales residuos, en especial en verano que es cuando más se utilizan esos vertederos ilegales.

La visibilidad y presencia de vertederos en Montes de Utilidad Pública y en Espacios de la Red Natura, que están especialmente protegidos por varias leyes ambientales y urbanísticas, ponen en evidencia la flagrante tolerancia administrativa, ya que estos montes son propiedad de los Ayuntamientos y están gestionados por la Consejería de Medioambiente.

Asden-Ecologistas en Acción tiene referencias gráficas de sólo algunos de estos vertederos, y de otros sabemos de su existencia porque son visibles en fotos satélite.

Además de su relevancia jurídica, este tipo de vertederos tienen importancia por su peligrosidad como puntos de inicio de incendios forestales. Razón por la cual su limpieza debería haber sido una prioridad en las labores de prevención de incendios que realizan la Diputación y los Ayuntamientos, como paso previo a su sellado y clausura de acuerdo a un proyecto técnico.

De los vertederos situados en Montes públicos, uno de los más flagrantes es el situado en Molinos de Duero, en pleno corazón del monte Dehesa Robledal junto a la Ermita de Santa Ana. Escombrera que en agosto de 2013 era utilizada de forma habitual como vertedero, y que posteriormente fue punto de vertido de parte de los escombros del mercado de Abastos de Soria, tal y como denunció el SEPRONA en noviembre de 2013. Vertedero y Escombrera que no ha sido restaurado adecuadamente y en la que se observa que permanecen todavía los escombros del Mercado de Abastos, a pesar de que el infractor supuestamente ya sancionado debería haberlos retirado. Otro caso es el del monte de Villar del Campo en las proximidades de la carretera N-122.




Visitantes conectados: 469